Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Ribera del Duero efectuó 234 PCR a temporeros con 4 positivos

El Consejo Regulador destaca la campaña 2020 como compleja e histórica

04/11/2020 8:31 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Es ahora, cuando el Consejo regulador de la DO Ribera del Duero hace balance de la última campaña de vendimia, cuando también se da a conocer el número de pruebas PCR que se realizó a los temporeros y el número de positivos. 234 trabajadores pasaron por estas pruebas utilizando el mecanismo dispuesto entre la Consejería de Agricultura y el propio Consejo, de los cuales 4 dieron positivo.

Cuatro personas contagiadas, señalan, pero ninguna de ellas necesitó utilizar el denominado ‘Arca de Noé’ que se establecía en las instalaciones municipales de Aranda de Duero ocupadas en la primera ola de la pandemia por el hospital de campaña. En este recinto solo un trabajador ha hecho uso de este espacio tras ser expulsado del domicilio donde vivía de alquiler con sus compañeros de piso al haber dado positivo a mediados de octubre y era dado de alta el pasado jueves después de pasar el periodo de cuarentena.

Lo cierto es que el número de PCR realizadas a través del Consejo es mínimo teniendo en cuenta que en una campaña en la Ribera se hacen alrededor de dos millares de contratos según fuentes sindicales. La razón se debe, explican desde la DO, a que “una gran parte de los operadores tenían diseñado, desde meses atrás, su propio protocolo para garantizar que la vendimia se desarrollase en condiciones sanitarias óptimas. Muchos de los asociados ya habían previsto, con anterioridad al inicio de la vendimia, realizar PCR al personal que contrataron. Incluso habían dispuesto instalaciones para confinar a los asintomáticos”, señalan.

También la COVID ha llevado al incremento de vendimiadores locales, con la contratación principalmente de trabajadores residentes en la zona donde se ubica la bodega.

 

123 millones de kilos de uva

Y el Consejo Regulador da ahora el resultado final de la campaña. Tal y como avanzábamos hace dos semanas se superan los 123 millones de kilos de uva en una campaña que califican de “compleja e histórica”. Compleja por la meteorología. Histórica porque esta campaña, que supera a la de 2014, es la tercera mayor de la historia, solo por detrás de las de 2016 y 2018.

La vendimia arrancó en Ribera del Duero el pasado 10 de septiembre, con el comienzo de la recolección de uva en las instalaciones de la comarca vallisoletana, aunque solo una bodega había comenzado días antes. Las intensas precipitaciones que cayeron en todo el territorio de la DO durante las siguientes semanas, con una media de 60  litros por metro cuadrado, retrasaron el inicio de las labores de recolección, que se activaron una vez paró la lluvia, aunque se vieron interrumpidas en varias ocasiones por este mismo fenómeno.

La campaña ha sido por eso excepcionalmente extraña, se ha dilatado más que en los últimos años y se ha desarrollado en episodios, muy influida por la meteorología. Afortunadamente las lluvias dejaron paso a rachas de viento que secaron los racimos, evitando las temidas enfermedades, y dejando una uva sana y de calidad que maduró más lentamente pero que presenta interesantes características y un gran potencial.

Las primeras catas dejan constancia de las infinitas posibilidades de los vinos que se elaboren con la uva de la cosecha 2020. Los jóvenes que están ahora mismo en fermentación son frescos, estructurados, y con una gran carga aromática y de color.

Imagen: @José Ignacio Berdón

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.