Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Ribera del Duero repunta en viticultura de precisión

Una treintena de alumnos participan en el curso de enología de la UBU que se celebra en Aranda

05/07/2021 10:58 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Ribera del Duero cuenta con bodegas que se encuentran en lo más alto en cuanto a viticultura de precisión. Esa es lo que dice el profesor de Edafología de la Universidad Politécnica de Madrid, Vicente Gómez Miguel, que ha sido el primer ponente del primero de los cursos de Verano de la Universidad de Burgos que acoge Aranda de Duero.

Su ponencia ha hablado del paso del cultivo de la viña tradicional a su evolución para realizar el mejor uso del suelo con el fin de obtener unos rendimientos más rentables. “Hay que desterrar la idea de que la viticultura de precisión es un satélite o un dron. Es algo que se hace a la viña y las herramientas pueden ser drones, un satélite, aviones o un señor que conoce bien su parcela y cada cepa con la que trabajar”, apunta Gómez, destacando que en la comarca ribereña “hay empresas que están en cabeza de todo”.

Eso no quita, prosigue, que se den grandes diferencias también. “No toda la Ribera del Duero es igual, pero lo que sí que hay es un empuje muy importante de esas empresas a las que van un poco más retrasadas”, comenta; añadiendo que mucho tiene que ver en una mayor precisión la calidad del vino, como también sus ventas.

Alrededor de una treintena de alumnos participan en este curso de innovación vitivinícola. Un número inferior frente al medio centenar que venía participando otros años,  pero el ideal para cumplir todos los límites de aforo. “No podemos tener un número mayor de gente, por lo que nos parece un número más que adecuado”, explica Alberto Tobes, uno de los codirectores del curso y responsable del servicio de ensayo y experimentación del Consejo Regulador Ribera del Duero.

Un curso que cumple el 20 aniversario de los cursos de verano de enología en Aranda, que trata de conjugar los últimos avances con la cultura del vino más tradicional. En las ponencias y en la salida, con la visita a una bodega muy arraigada de la zona, como es la de Ismael Arroyo en Sotillo de la Ribera, y a otra más moderna, como la de Avañate en Gumiel de Izán.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.