Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Un premio de emprendimiento para Daniel Camacho

Los premios Hermano Celestino también reconocieron a Javier Ajenjo y Toni de Santiago

03/05/2019 9:03 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Daniel Camacho Rascón, el joven emprendedor que puso en marcha hace un año la Clínica Veterinaria Gran Danés ha sido la persona galardonada con el premio Hermano Celestino Iniciativa Emprendedora impulsado por el colegio San Gabriel. Con una experiencia de nueve años como veterinario este joven comenzó su andadura en solitario creando su propio negocio para llevar a cabo su propio proyecto. En la Clínica Veterinaria Gran Danés trabajan tres personas y el equipo podrá aumentar gracias a las ayudas otorgadas en el premio. “Me siento completo siendo emprendedor y llevando a cabo mis ideas”, señalaba Camacho al recoger el premio, mostrándose agradecido a su familia que le ayudó en este proyecto, así como a Jearco.

Daniel Camacho era uno de los tres finalistas al premio, junto con David Rioja Román de la empresa Puertas y Automatismos Raudor y Jorge Bermejo Meléndez de la compañía Norteña. Este jueves se daba a conocer el nombre del vencedor en una gala donde también se otorgó el premio de Honor a Javier Ajenjo Carazo, director del Sonorama  “por su incansable trabajo para lograr hacer del Sonorama Ribera una de las marcas más emblemáticas de nuestra localidad, dentro y fuera de España”. Ajenjo aseguraba sentirse “reflejado en un montón de gente que me rodea” y que gracias a estas personas recogía el premio “porque yo me considero bastante torpe. “No lo acepto yo, lo aceptamos juntos”, manifestaba iniciando una larga lista de agradecimientos. Ajenjo también relataba las grandes cualidades de Aranda de cara al exterior en un momento donde sólo falta “creérnoslo”. “Demos la vuelta a la pirámide creando identidad, aprendamos a presumir y a sentirnos orgullosos de nuestro pueblo”, manifestaba.

 

En la gala también se daba el premio Pupitre al recientemente fallecido vicepresidente de la Arandina, Toni de Santiago, y gerente de la panadería La Castellana. Amante del deporte y luchador de los derechos de las personas con autismo, también propició lo que en septiembre se convertirá en una realizad, que Aranda cuente con una escuela de panificación de la mano de San Gabriel.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.