Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Economía

Una cuarta parte de la población activa industrial arandina trabaja en el sector del metal

1.200 personas trabajan en él de forma directa

03/09/2018 14:43 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Muy importantes para llamarnos a la reflexión de lo que somos y de dónde venimos los arandinos y ribereños han sido los datos aportados por una de las personas que más conocen el pasado y el presente de Aranda de Duero. Javier Iglesias Berzosa protagonizaba la charla que sobre el pasado y el presente del sector del metal impulsaron las siete empresas del sector que acudieron a Fiduero. El resultado, un éxito de convocatoria con casi un centenar de asistentes y de contenido y análisis.

A través de una panorámica que se iniciaba a primeros del siglo XX se hizo un repaso de la historia económica de Aranda. El brote de firoxela que acabó con las plantaciones de vid pero que al mismo tiempo supuso un impulso en el sector del vino de la comarca, el crecimiento de las industrias vinculadas al sector agricultura, la puesta en marcha del taller de ferrocarriles de la línea Madrid-Zaragoza-Alicante y la llegada de la azucarera en Aranda llevó al auge del sector del metal. Los propietarios de pequeñas empresas como ferreterías y talleres tuvieron visión de futuro e invirtieron en la ampliación de sus negocios aprovechando el cambio que se estaba dando en la población, que pasó de ser un centro comarcal de servicios a un centro industrial hasta llegar a ser una de las primeras cinco plazas de Castilla y León.

 

 

Las empresas primero se ubicaron en el polígono Allendeduero y han resistido hasta nuestros días, pero ahora, un siglo más tarde, el sector ha aumentado con la llegada de otras empresas al polígono Prado Marina hasta ocupar, todas juntas, a un 25% de la población activa industrial que hay en Aranda y a un 10% de la población activa incluyendo al resto de sectores. Y es que en la actualidad el sector del metal da trabajo a más de 1.200 personas de forma directa, lo que hace que se haya convertido en un sector comparable al de las grandes empresas de Aranda.

 

Un futuro prometedor

Y el futuro no se ve con malos ojos. Los datos que ofrecía Javier Iglesias en su ponencia abordaban la actividad industrial, el desempleo y la deuda per cápita. Al mismo tiempo ha analizado la inversión en nueva vivienda y ha establecido la comparativa con otras ciudades similares a Aranda de la comunidad autónoma como son Miranda de Ebro, Ponferrada o Torrelavega.

Las conclusiones son halagüeñas. “Afortunadamente el peso de la industria es muy destacado, y en él el sector del metal juega un papel fundamental y va a jugarlo en el futuro”, señala Iglesias, añadiendo que “mucha culpa de ello” lo tiene el hecho de que las empresas del sector del metal arandinas sean muy punteras y con una capacidad tecnológica muy fuerte.

 “El comercio tradicional está desapareciendo, el peso de bodegas es fundamental pero más en la comarca. Lo que sí es fundamental y define a la ciudad es la industria”, señala. Y es que  además de las tres grandes empresas existentes (Glaxo, Michelin y Pascual) se añade Gerardo de la Calle y, por supuesto, el sector del metal.

Imágenes: Charla ofrecida por Javier Iglesias en Fiduero. / DR

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.