Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La Biblioteca solo podrá funcionar al 30% una vez entremos en la fase 1

No se permitirá el acceso salvo para la entrega y recogida de obras a través de un mostrador donde será atendido por el personal

13/05/2020 12:31 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

En espera de que Aranda de Duero deje atrás la fase 0 en la que se encuentra inmersa y pase a la fase 1 de desescalada, la concejalía de Cultura se encuentra trabajando ya en la que será la reapertura de la Biblioteca municipal de Aranda y de la Casa de Cultura, que no se prevé al menos hasta primeros del mes de junio. Se están organizando por tanto las instalaciones y a los trabajadores para contar con todas las medidas de seguridad que obliga la normativa una vez que el servicio se abra de nuevo al público, que no podrá hacer uso de momento de este espacio como venía haciendo de forma habitual.

Son un total de 35 medidas las que se encuentran recogidas en la normativa, explica el concejal responsable de esta área, Emilio Berzosa. En lo que se refiere a la biblioteca se delimitarán los espacios quedando el ocupado por los expositores de libros clausurado al público, que tendrá que acceder al mostrador, equipado con mamparas, donde serán atendidos por los trabajadores y estos serán los encargados de la recogida de libros y material audiovisual, así como de buscar los títulos que demande el usuario para entregárselos a través del mismo mostrador.

La normativa del Gobierno Central indica que  las actividades de préstamo y devolución de obras en las bibliotecas solo podrán funcionar al 30% de su aforo, permaneciendo las colecciones de libre acceso cerradas al público, teniendo que ser las obras solicitadas por los usuarios y proporcionadas directamente por el personal. Una vez que se entreguen de nuevo estas tendrán que depositarse en un lugar apartado y separadas entre sí para permanecer en cuarentena al menos durante dos semanas.

Se prohíbe que durante esta fase se realicen actividades de fomento de la lectura, actividades de estudio en sala o de préstamo interbibliotecario. Del mismo modo los usuarios no podrán utilizar los ordenadores que se encuentran en el espacio bibliotecario, como tampoco podrán tener acceso a los catálogos.

Por su parte, el acceso a la Casa de Cultura solo se hará por una de las puertas, la de la calle Isilla, dejando la puerta de la calle Tamarón para la salida. Y con el objetivo de cumplir el aforo una vez que se pueda acceder tanto a la biblioteca como al auditorio se señalizarán los asientos con pegatinas para asegurarse que se cumple con la distancias.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.