Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
 
 
Entrevistas DR

"En los pueblos hay que hacer muchas cosas de manera voluntaria"

Dolores Merino es una de las guías voluntarias del programa '¿Te enseño mi pueblo?'

01/04/2018 10:16 | Raquel Carcedo
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Dolores Merino llegó a Arauzo de Miel hace ya treinta y nueve años, donde ha desarrollado su actividad profesional como Auxiliar de farmacia. Procedente de Barcelona, localidad que abandonó por la crisis en la que se encontraba el país en aquel momento, esta ribereña de nacimiento ya jubilada ha encontrado ahora una nueva pasión, la de hacer de guía turística voluntaria para aquellos que se acerquen a conocer su pueblo.

Se trata esta de una iniciativa puesta en marcha por la ADRI - Asociación para el Desarrollo Rural Integral- y en la que Dolores Merino se estrena hoy al recibir en su localidad a un grupo de nueve visitantes procedentes de Madrid.

 

¿Qué le lleva a una vecina de Arauzo de Miel a querer enseñar su pueblo a los turistas?

Me lleva el pensamiento de que el medio rural está muy poco valorado. Los pueblos tienen un potencial muy grande, hay muy buenas costumbres en ellos que no deben perderse; tienen un gran valor y muchas cosas que poder visitar.

Y, sobre todo, tenemos aire puro… (ríe)

 

¿En qué consiste una visita por Arauzo de Miel si nos la dirige Dolores?

Enseño todos los tesoros que tiene esta localidad. Tenemos un Ayuntamiento impresionante, una gran plaza, una iglesia que poca gente conoce, la cual, además, cuenta con un órgano que se toca cada domingo, cosa que no creo que suceda en más localidades de la provincia de Burgos. También tenemos un pequeño pero bonito teatro, una plaza de toros o casas con antiguos escudos en las que, antiguamente, se impartían clases. En Arauzo alternamos lo tradicional con lo actual.

Además, en una visita también procuro explicar el tipo de vida que se tenía en el pasado en este pueblo.  

 

¿No crees que toda esta información ya está disponible en Internet?

Sí, pero nos suele gustar que nos comenten las cosas de un modo más cercano. Cuando yo voy a Barcelona, quiero que me cuenten los pormenores de la Sagrada Familia y no solo verla a mi aire.

 

Es en este sentido, ¿qué punto de valor le otorga una persona conocedora del espacio a una visita cultural?

Los que vivimos aquí amamos el pueblo y como sentimos esa pasión, explicamos los detalles de la localidad con mucho cariño.

 

Hay quien puede considerar esta actividad como intrusismo laboral…

Es una actividad con la que hacemos una visita más humana. Además, no cobramos nada, por lo que no estamos quitando el puesto de trabajo a nadie. Si esto no existiera, Arauzo no se podría permitir un guía turístico.

En los pueblos hay que hacer muchas cosas de manera voluntaria, pues los ayuntamientos no tienen presupuestos que contemplen este tipo de actuaciones.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.