Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Entrevistas DR

Eva María Asensio: "Cuando trabajas para los demás lo que tienes es la sonrisa de los demás"

Médico de familia, su tiempo libre también lo ocupa ayudando a los demás desde la Asociación contra el Cáncer

21/10/2018 8:54 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Hoy se desarrolla en Aranda la Marcha contra el Cáncer donde más de 2.000 personas dedican la mañana a hacer deporte por una buena causa, colaborando con la Asociación contra el Cáncer que desde hace casi medio siglo está presente en Aranda. Ya hace quince meses que las riendas que llevó Consuelo Nebreda durante 48 años han sido tomadas por Eva María Asensio y hemos quedado con ella un rato antes del comienzo de la marcha para que nos cuente qué tal le va en esta andadura. Médico de atención Primaria en el Centro de salud Sur, asegura que su labor altruista la encanta y está convencida de quiere continuar.

-¿Cuánto tiempo llevas en la Asociación?

-Como vocal unos siete, pero como presidenta comencé en julio de 2017.

- ¿Y qué tal está siendo la experiencia?

-Muy interesante, aunque más complicada de lo que yo pensaba. Lo primero que tienes que hacer es aprender porque son muchas cosas nuevas, y después si quieres conseguir algo es a base de trabajo y de implicación. Hay que llamar a muchas puertas, pero sabes que trabajas con colaboradores y voluntarios que invierten su tiempo libre y te ayudan. Yo siempre digo que te sientes muy bien sin esperar nada a cambio, que lo haces por los demás, esa es la mejor recompensa que existe, y poco a poco vamos aumentando el número de voluntarios y gente que se implica en la asociación.

-¿Qué tipo de voluntarios tenéis?

-Por un lado contamos con los voluntarios, que en estos momentos son quince, y con colaboradores que nos ayuda en los distintos eventos, que son muchísimos, además de las empresas que colaboran con nosotros. En cuanto a los voluntarios, hay tres tipos: el no asistencial que ayuda a campañas de prevención e información, el asistencial que acompaña a los enfermos para descargar al cuidador principal, y testimonial que ha tenido la enfermedad y cuenta su experiencia y ayuda a la gente que empieza con la enfermedad. Atendemos a todo el que entra por la puerta, y si no podemos ayudarle nosotros le derivamos a un sitio en el que puedan hacerlo.

-Tu predecesora nos contó que tenía puesta la mirada en ti para sustituirla desde que te conoció. ¿Tú pensabas que ibas a llegar a eso?

-En la vida. Cuando me lo propuso Consuelo yo me quedé asustada y dije que no iba  a saber hacerlo. No tengo su capacidad, pero espero al menos no defraudarla

-¿Qué te reporta personalmente trabajar para la Asociación contra el Cáncer?

-Muchísimo, es una satisfacción cada vez que ves algo que sale adelante. Yo tengo un trabajo que es muy vocacional y a mí me encanta, pero al final tienes tu sueldo que es tu gratificación. Cuando trabajas para los demás lo que tienes es la sonrisa de los demás o las gracias de los demás. Eso no tiene valor económico, tiene una gratificación muy grande ver a alguien que te sonríe y te da las gracias.

-La asociación siempre ha estado muy unida al hospital arandino. ¿Cómo se está prestando desde allí el servicio a los enfermos con cáncer?

-Lo dices en un momento muy complicado, en una semana donde hemos estado inmersos en los traslados. Son como unas piezas de puzle que se cambian y el hueco de los que se marchan tiene que ocuparse. Es un momento de poca estabilidad porque cada vez que hay un movimiento todo se tiene que volver a recolocar. Hasta ahora lo que se puede hacer en el hospital se hace, y los trabajadores hacen todo lo que pueden y más. Y la Asociación intenta ayudar allá donde no llega el hospital. Por ejemplo, en Aranda se da quimioterapia pero no radioterapia y hay gente que está en tratamiento en Burgos, en Madrid o en Valladolid porque es allí donde se da. Nosotros ofrecemos la posibilidad de que cuenten con un piso cercano al hospital al que vayan a través de casas de alojamiento, para la persona enferma o para dos acompañantes, totalmente gratuito. Si no hay sitio en el piso se les aloja en un hotel hasta que quede una habitación libre. La gente lo agradece mucho

-¿Los arandinos son colaboradores?

-Y soy arandina y estoy encantada de serlo. La gente en Aranda colabora mucho con todos los actos benéficos que se hacen. Con la marcha llevamos cinco años y empezamos con 700 personas, el año pasado fueron 1.700 y este año superamos el número. Y con actos donde hay deporte y música la gente se vuelca.

-¿Decidida a seguir muchos años más en la asociación?

- (no se lo piensa) Sí, desde luego que sí.

 

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS