Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"Existe más conciencia sobre la importancia de la naturaleza, pero mucha menos acción"

Hablamos con Miguel Pou, experto en Félix Rodríguez de la Fuente

05/09/2021 8:04 | Adrián Carrasco
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Miguel Pou Vázquez es un escritor y defensor de la naturaleza. Ha estudiado la vida y obra del naturalista burgalés Félix Rodríguez de la Fuente. Tras muchos años de residencia en Barcelona, ha tomado la decisión de mudarse más cerca de la naturaleza, concretamente a la comarca de la Ribera del Duero. Desde Diario de la Ribera hemos querido hablar con él sobre naturaleza, Félix Rodríguez de la Fuente y su deseo de mudarse.

 

-¿Quién fue Félix Rodríguez de la Fuente?

-Félix Rodríguez de la Fuente fue un adelantado a su tiempo. Mostró las maravillas de la naturaleza en una época en la cual España no era consciente de esos valores. Se adelantó a su tiempo porque le interesaba mucho el futuro de la humanidad y del planeta en general. Entonces, esa preocupación le llevó a luchar por concienciar al mundo de que, a través de entender y gozar de la naturaleza, podíamos crecer a nivel de pensamiento, emocional y espiritualmente.

- ¿Qué destacarías del trabajo de este naturalista burgalés?

-Aunque su trabajo es muy extenso, el mayor hito podría ser la serie ‘El hombre y la tierra’, producida por Televisión Española. Sin embargo, en mi opinión, hay una serie de obras que son más importantes aún: las de la radio. Ahí es donde mostró su corazón y sus opiniones a nivel personal. El valor máximo estaba allí. ‘El hombre y la tierra’ no deja de ser una obra para todos los públicos, pero en la radio contaba su verdadera visión personal de todo.

- ¿Cuál era la relación de Félix Rodríguez de la Fuente con Burgos, y más concretamente, Araúzo de Miel?

-Nació en Poza de la Sal y, siempre que le preguntaban, afirmaba que ese municipio le había dado todo lo que él era. Luego, sobre los 15 años, se trasladó a Briviesca, donde aprendió sobre la cetrería. Allí montó la primera estación moderna de cetrería en España y una de las primeras de Europa. Después, se mudó a Madrid, pero su relación con la provincia se mantuvo fuerte. Cada vez que podía volvía a visitarla. Estuvo muy vinculado a Araúzo de Miel. Allí fue donde practicó con su azor la cetrería, y por ello siempre guardó un aprecio especial al municipio.

- ¿Consideras que sigue siendo relevante en la actualidad?

-Sí, sin duda. Aunque su obra aparentemente esté muerta, se sigue emitiendo en algunos países y, en España, cada cierto tiempo Televisión Española la emite entera o en partes. Se ha digitalizado sin perder calidad e incluso hay gente que sigue comprándome biografías publicadas hace años. Además, como cada vez hay más conciencia sobre el medio ambiente, Félix va revalorizándose.

- ¿Por qué decidiste centrar tu carrera alrededor de esta figura?

-Tampoco es una manera propiamente profesional, porque pierdo más dinero que gano. Me centré en él porque la primera vez que le vi de niño, con tan solo 11 años, me quedé fascinado por su tono de voz y por las cosas que decía. Hablamos y me quedé enamorado de su mensaje y personalidad. Luego también hay un factor mío personal, porque amo la naturaleza y los animales.

- Eres el presidente de la Federación de Asociaciones de Félix Rodríguez de la Fuente, ¿cuál es el trabajo que realiza esta federación?

-En 1996 creé el Proyectó Félix, una ONG que se encargaba de dar información gratuita sobre esta figura. Sin embargo, en 2004 decidí reconvertirla en esta federación y expandir el trabajo que estábamos desempeñando hasta el momento. Nuestras funciones actualmente son investigar y difundir a Félix, así como hacer lo que nos pidió en su momento: preocuparnos por la naturaleza. Hay un tema importante y es que, respecto a la naturaleza, el 90% que se hace es visitarla y el 9% restante es estudiarla y el 1% es defenderla. Nos estamos cargando la naturaleza.

- ¿Cuál ha sido el impacto que ha tenido la federación a lo largo de los años?

-Bastante grande, ya que he dado muchísimas conferencias, hemos publicado una revista periódica sobre Félix y hemos realizado muchas actividades de conservación de la naturaleza. No obstante, no lo hemos hecho a nivel de grandes medios, no ha sido algo muy anunciado. Digamos que ha sido bastante interno y por ello buscamos darnos a conocer y continuar con este trabajo.

- ¿Cómo de importante es encontrar la armonía con la naturaleza?

-Muchísimo. Es especialmente importante conocerla, sentirla y activar nuestro deseo de ayudarla. No obstante, para poder ayudarla, primero hay que conocerla, porque podemos estar actuando de buena fe y no estar haciendo nada bueno para ella. Además, al contrario de lo que se puede pensar, tampoco es necesario conocerla a fondo, muchas pequeñas acciones pueden ser beneficiosas: recoger plásticos, poner cajas en sitios donde los pájaros no alcanzan a poner nidos o ayudar en los incendios.

- ¿Hay más conciencia sobre la importancia de la naturaleza en los jóvenes burgaleses?

-Sí, pero hay un gran problema. Existe más conciencia, pero mucha menos acción. Hay una conciencia que se queda en casa, en la mente de la gente, y la prueba es que la naturaleza está cada vez más destruida. La modernidad es extremadamente agresiva, aunque no tengamos ninguna intención de destruir. Es algo sobre lo que todos deberíamos meditar.

- Además, estás interesado a mudarte a la comarca ribereña, ¿por qué?

-Porque la comarca tiene todo lo que me gusta: belleza paisajista, valores ecológicos y la cultura a pie de calle. La ciudad posee una cultura urbana y no diría que es propiamente cultura. Lo definiría como un deseo constante de obtener dinero. Lo que yo quiero es poder hablar de cultura y he notado que en la comarca de la Ribera la gente es más abierta y espontánea que en la ciudad. Además, tiene unos valores históricos y arquitectónicos impresionantes.

 
2 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   Dominicandontwork 05/09/2021 18:39:53
 
Madre mía , es súper interesante, creo que hoy no voy a dormir pensando en esta entrevista.
💩💩💩💩💃💩💃💃💃💃💃💃💃💃💩💩💩💩💩💩💩💩💩💃💃💩💩💃💃💩
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   opino 07/09/2021 12:04:43
 
Félix murió hace mas de 40 años. Y ya hablaba de la basura que generaba el ser humano. Ya se habían terminado esos años del éxodo rural, y se generaban los nuevos usos y costumbres en el campo no muy compatibles con el respeto a la naturaleza.
Lo estamos viendo estos días con los incendios. No está limpio el monte porque no hay rumiantes comiendo las hierbas. Las cabras se están promocionando como los nuevos bomberos, cuando nuestros mayores las tenían para su subsistencia

Y nuestro comportamiento. Cuantos usamos el coche para todo. Cuando murió Félix comenzaban los utilitarios en modo masivo.
Los artículos de supermercado llenos de plásticos, multiplicados por mil desde la muerte de Félix.

Si hablar hablamos todos, ¿pero que hacemos? Mucha basuraleza hay.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS
Banner Faldon