Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"La crisis en el medio cultural fue y es muy cruel y desconsiderada con los artistas"

Entrevistamos a la artista Montserrat Soto, premio Nacional de Fotografía

03/11/2019 8:30 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Montserrat Soto tiene raíces gomellanas y desde hace seis años vive en el pueblo en el que nacieron sus padres, sus abuelos y sus bisabuelos, que no ha dejado de visitar desde que era muy pequeña, Gumiel de Izán. En un momento en el que la palabra ‘despoblación’ es un ‘trending topic’, ella ha apostado por asentarse en la zona rural dejando su Barcelona natal. Por cierto, creemos que es importante resaltar que ella es la persona que ha recibido el premio Nacional de Fotografía.

-¿Qué ha supuesto para ti recibir el premio Nacional de Fotografía?

-Pues la verdad es que no me lo esperaba por lo que ha sido una agradable sorpresa.

- 30.000 euros de premio no está nada mal ¿ya tienen un destino?

- Me va a servir para estar tranquila un tiempo y poder trabajar sin pensar en como sobrevivir.

-Eres fotógrafa, pero también escultora y realizas vídeos… ¿es un todo o las cosas van por separado según tu inspiración y tu deseo en cada momento?

-Trabajo en series que suelen ser muy largas en el tiempo. Cuando me planteo sobre qué quiero trabajar hay inicialmente una preparación y una búsqueda de información sobre el tema. En una segunda etapa hay una recogida y registro de material, preferentemente en forma de fotografía y video. Necesito, de forma empírica, verificar el desarrollo del proyecto y suele ser el viaje el que me va a dar toda la información. En ese momento estoy creando un archivo personal sobre los diferentes contenidos que busco. En la última etapa, que es la de la reflexión final, es cuando empiezo a pensar con que lenguaje voy a expresarlo. Es entonces cuando elijo si es formato video, o fotografías o libros o esculturas o cualquier otro lenguaje. La fotografía es la mas cercana.

-Naciste en Barcelona pero llevas siete años viviendo en Gumiel de Izán. ¿Por qué decidiste volver a tus raíces?

- Se juntaron varias necesidades: Encontrar un lugar donde desplegar todo mi archivo para poder verlo al momento y la necesidad de tener mas tiempo de reflexión sin que tuviera muchas interrupciones, pero a la vez tenía que ser cerca de alguna gran ciudad como Madrid o Barcelona. Gumiel de Izán fue el lugar mas amable que encontré. Cerca de Madrid, con una gente maravillosa y muy cordial que me ha acogido muy bien. Conocía Gumiel desde pequeña porque veníamos en verano. Mis padres, mis cuatro abuelos y mis ocho tatarabuelos son de aquí.

-¿Es fácil trabajar en un pueblo pequeño ahora que todos hablan de despoblación?

-Pues la verdad es que he encontrado artesanos muy buenos que me ayudan mucho en otros pueblos de la zona. Por ejemplo Carlos, que es un herrero que vive en Aranda pero que tiene su negocio en Quemada, me ha permitido presentar las ultimas esculturas en formato señalización y han quedado magnificas. Aún así necesito ir a Madrid y Barcelona con bastante frecuencia para complementarme.

-Y me imagino que cuando llegue la banda ancha será más fácil…

- ¡Oh! Eso será fantástico. Pues en este momento la navegación es muy lenta y para cualquier envío que en otros sitios solo tardo 15 minutos, aquí necesito 7 horas. También sería fantástico si tuviéramos el AVE a Madrid desde Aranda, eso también es una cuenta pendiente. Y sería estupendo que la Sanidad funcionara mejor, con mas especialistas en la zona de Aranda.

-Pongamos que ahora el trabajo puede ser más tranquilo sin tantas interrupciones. Pero me imagino que hay cosas en contra… ¿o no?

- Pues sí, amigos que he abandonado un poco, exposiciones, música en directo, libros especializados, conexiones sorpresa que constantemente surgen cada día en las grandes ciudades.

-Lo cierto es que los premios no cesan desde que vives en Gumiel. A la Trayectoria de la Fundación Enaire, el premio Plena Moon, ahora el premio nacional… ¿digamos que es una coincidencia que caigan de golpe o que es el fruto del trabajo de muchos años?

- Sí, este es el año de los premios. Yo creo que es el fruto del trabajo de muchos años. Los primeros años cuando me trasladé apenas pasó nada. La crisis en el medio cultural fue y es muy cruel y desconsiderada con los artistas. Estar en Gumiel me salvó de esa oscuridad, me dio paz.

-¿Qué cosas son las que más te interesa plasmar en tus obras?

- Siempre digo que tengo dos grandes líneas de investigación, una es el paisaje a través del viaje y otra son los espacios del arte y sus diferentes actores. La primera me permite reflexionar sobre mi entorno inmediato: el acto creativo, los espacios de los procesos de creación, la llamada Historia del Arte, los coleccionistas, los galeristas, los museos, el arte en internet, etc. La segunda línea de investigación me permite moverme por los espacios donde el hombre habita y me permite entenderlo mejor.

-¿Cómo es el día a día de Montserrat Soto? Cuando no estás viajando, claro.

- No se decirte, cada día suele ser diferente. Me gusta levantarme pronto porque para mi es el mejor momento del día. Con el café y el cigarrito en la mano decido que haré, por donde continuar los trabajos que estoy desarrollando.

-¿Y qué es lo que te gusta hacer cuando no estás trabajando? ¿Cuáles son tus otras aficiones?

-Últimamente mi madre me ocupa mucho tiempo pues es una jovencita de 93 años y es un lujo acompañarla y estar con ella, aunque ella vive en Barcelona.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS