Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Entrevistas DR

Lorena Martín: "Casos como el Ecce Homo de Borja o el San Jorge de Estella se dan tristemente con demasiada frecuencia"

Nos encontramos este domingo con la persona que se ha encargado de restaurar el cuadro ‘La adoración de los Reyes Magos'

25/11/2018 1:28 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Lorena Martín Pérez es arandina. En Madrid, lugar donde se fue a vivir en 1996 estudió Bellas Artes e hizo la especialidad de restauración en la Universidad Complutense. En Salamanca hizo el CAP y empezó a trabajar en la restauración de obras de arte, un trabajo que ha compaginado con los estudios de Técnico auxiliar en Diseño Gráfico y creación de páginas web. Han sido varias las exposiciones que hemos podido ver de ella como pintora, pero últimamente estamos viendo que destaca, y mucho, por su faceta de restauradora. Acaba de entregar al Ayuntamiento de Aranda el cuadro ‘La adoración de los Reyes Magos’ completamente  restaurado y con motivo de las Edades del Hombre se subió al andamio para hacer lo propio en el retablo Mayor de Santa María y la escalera de acceso al coro.

-Pero estos no son los únicos trabajos que has realizado como restauradora, ¿verdad?

-He estado restaurando en la Catedral de Palencia, en la del Burgo de Osma, en la Colegiata de Berlanga de Duero, en diversos pueblos de Soria, Segovia… Principalmente han sido retablos, lienzos o esculturas, aunque a veces surgen trabajos más singulares como por ejemplo unas tablas policromadas que se encontraban enterradas y muy dañadas y que ahora están en el museo de Soria.

-¿Los trabajos van surgiendo o es complicado encontrarlos?

-He de reconocer que en mi caso casi siempre me han ido surgiendo. En este oficio funciona mucho el boca a boca. Es decir, si te llaman para un trabajo y necesitan a más personal recomiendas a compañeros restauradores que sabes que trabajan bien y viceversa. He tenido suerte.

-¿Dónde trabajas? Porque en casa es difícil

-Ahora mismo no estoy trabajando. Bueno, trabajo cuidando de dos niños que ya es bastante trabajo. El pequeño tiene 8 meses y el mayor 3, estoy disfrutando de ellos. Pero es cierto, trabajar en casa es bastante difícil puesto que en este trabajo lo más normal es tener que estar de un lado a otro. Estás tres meses en una obra y cuando se termina tienes que ir a otro sitio ¿Dos, tres, cinco meses? Casi nunca lo sabes y con dos niños es complicado. He sido muy afortunada al poder restaurar por un tiempo en Aranda.

-¿Qué te ofrece la restauración que no tenga la pintura? ¿Quizás un mayor beneficio económico?

-Pienso que vivir de la pintura es realmente complicado puesto que es muy difícil destacar y es necesario destacar para poder vender. Por otra parte, me encanta la restauración. Es impresionante ver como poco a poco vas devolviendo a una obra de arte deteriorada a su estado casi original.

-¿Se preocupan las administraciones de conservar el arte que tienen o la crisis ha mermado ese interés?

-No creo que haya mermado el interés pero sí que ha mermado el presupuesto que se emplea para conservar y restaurar las obras de arte. Los restauradores comemos de ello pero entiendo que hay cosas más prioritarias.

-Y ahora que parece que hemos salido de esa crisis, ¿se nota algo?

-La mejoría es muy leve, según me comentan compañeros restauradores. Siguen saliendo pocas obras públicas y a nivel de particulares no se ve mucha demanda.

-No sólo es restaurar ¿no? Me imagino que es necesaria mucha información antes de meter mano a una obra de arte ¿Es complicado encontrarla?

-Eso es. Antes de comenzar a restaurar una obra es necesario ubicarla en el tiempo, de este modo podemos entender mucho más sobre ella y restaurarla correctamente. Hay que investigar y tratar de encontrar toda la información que podamos A veces hay mucha información y otras es complicado encontrarla. En el caso de la Adoración de los Reyes Magos debo agradecer a Joaquina Gutiérrez Peña, que es historiadora en Soria, toda la información que me aportó sobre el autor.

-Háblanos de la ‘Adoración de los Reyes Magos’. A partir del martes vamos a poder ver el cuadro en el museo Sacro y nos gustaría saber si ha sido difícil la tarea.

-Me encanta restaurar y en ese sentido no ha sido difícil pero en muchísimas ocasiones los restauradores nos encontramos problemas con los que no habíamos contado. Cuando valoramos un trabajo es muy difícil saber con exactitud cómo va a responder la obra o los productos que empleamos. Y cómo no, en esta ocasión no iba a ser diferente y me dio algún que otro problemilla. La pintura tenía repintes de una restauración anterior que a simple vista no se veían y fueron difíciles de eliminar. La tela se encontraba destensada y costó muchísimo eliminar las deformaciones y colocarla en el nuevo bastidor. Con el marco no sé ni el tiempo que estuve…

-¿En qué estás ocupada ahora?

-Ahora mismo no tengo empleo y estoy aprovechando para disfrutar de mis niños.

-¿Sigues pintando? Hace mucho que no vemos ninguna exposición tuya…

-Hace bastante que no pinto, es verdad. Me resulta bastante complicado con dos niños tan pequeños en casa y siempre estoy diciendo “A ver si me pongo” ya que ideas tengo muchas… pero nunca encuentro el momento. Tengo que proponérmelo enserio.

-¿Es Aranda un buen sitio para vivir teniendo en cuenta tu profesión?

-En cuanto a obras de arte sí que es un buen sitio ya que en Castilla y León hay mucho patrimonio pero es una zona muy grande y es raro el trabajo que te permite volver a Aranda por la noche.

-¿Qué otros problemas plantea tu profesión aparte de la falta de presupuesto y los desplazamientos?

-Uno de los mayores problemas al que nos enfrentamos los restauradores es el intrusismo profesional. Es muy frecuente encontrarnos casos de personas que, ya sea por buena voluntad o por ánimo de lucro, se lanzan a “restaurar” el cuadro o incluso el retablo de su iglesia sin los conocimientos técnicos necesarios por muy bien que se les den las manualidades. No han estudiado para ello y no son conscientes de los daños irreversibles que muchas veces provocan, incluso con una simple limpieza superficial. Casos como el Ecce Homo de Borja o el San Jorge de Estella se dan tristemente con demasiada frecuencia.

 

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS