Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"Los meses de confinamiento nos sirvieron para comprobar que somos capaces de vivir sin nada más que lo básico"

Hablamos con la impulsora de la página de Facebook ‘Te lo regalo Aranda y Ribera'

04/04/2021 7:50 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

‘Te lo regalo Aranda y Ribera’ es un grupo de Facebook que nacía hace apenas cuatro meses, en diciembre de 2020, y que ya cuenta con cerca de 700 miembros. Su objetivo: dar una segunda vida a aquellos objetos que no utilizamos y que a otras personas les pueden venir bien. Hoy queremos hablar con su impulsora, Rebeca. Burgalesa de nacimiento y afincada en el pueblo de su familia, Adrada de Haza, esta graduada en Administración y Dirección de Empresas tiene, además, un máster de Enoturismo y un máster de Economía Circular .

 

- ¿Cómo surge ‘Te lo regalo Aranda y Ribera’?

- Yo era seguidora de un grupo similar cuando vivía en Burgos y veía que tenía mucho éxito. Numerosas personas se animaban a participar cada día, tanto regalando como yendo a recoger los productos que se anunciaban en el grupo. Mientras estudiaba el máster de economía circular los compañeros siempre estábamos poniendo en común ideas que contribuyesen a esa “circularidad” de los productos y yo veía que este tipo de grupos eran una muy buena opción. Al fin y al cabo, permiten darle una segunda vida a los productos que quizá no necesitamos o ya no utilizamos. Por otra parte, la situación que vivimos este año debido a la pandemia y la necesidad que está teniendo mucha gente para tener determinados artículos fueron el broche final que me animaron para la creación este grupo en Aranda y en los pueblos de alrededor de la Ribera.

- La aceptación en cuanto a miembros del grupo ha sido buena. ¿Estás contenta con el uso que se le está dando a este proyecto?

-Realmente me quedé muy sorprendida con la aceptación que tuvo. Pensaba que nadie lo iba a hacer ni caso y cuando comencé a ver la cantidad de solicitudes que me llegaban para formar parte del mismo… no tenía palabras. Aún así, nos queda mucho camino por andar y a la gente aún le cuesta regalar sus cosas. Soy plenamente consciente de que muchos se han unido al grupo por mera curiosidad o por ver si ofrecen algo que pueda ser de su interés, pero al mismo tiempo confío en que poco a poco se apunten a ese intercambio de artículos que se pretende lograr en el grupo.

-Siempre queda la duda de si la persona que pide el objeto que yo regalo realmente lo necesita…

-Bueno, este es un debate importante. No sólo si realmente necesita ese artículo sino el uso que le va a dar. En el grupo al que he hecho referencia anteriormente se han dado casos en los que la persona que ha recibido el producto directamente ha acudido a plataformas de venta de artículos de segunda mano para vender eso que alguien le ha regalado con toda su bondad. Es por eso que la duda siempre va a existir, pero hay que confiar en que la persona que recibe el objeto, lo solicite y lo use con la misma buena intención con la que el donante se lo ha entregado.

-¿Qué tipo de cosas se ofrecen en este grupo?

-Realmente no hay nada definido. Se puede ceder cualquier cosa que consideremos que puede ser susceptible de servirle a otra persona. Bien sean muebles, artículos de decoración, bicicletas, ropa o productos relacionados con los niños entre otros. Podría sorprenderos la cantidad de cosas que la gente dona porque ya no les hace el servicio que les venía haciendo y que pueden ser verdaderas joyas para otras personas.

- ¿Solemos tener muchas cosas que ya no utilizamos?

-Muchas no, muchísimas. El problema es que nos cuesta deshacernos de ellas, y mucho más si no recibimos algo a cambio, creo ese es el problema. En muchas ocasiones se prefiere tener algo aparcado en un rincón, un desván o un trastero a regalárselo a alguien que lo pueda necesitar a cambio de nada, de una sonrisa y un gracias. Además, en ocasiones somos muy de “porsiacasos”; ya sabes, por si acaso lo necesito el día de mañana…

-¿Crees que la pandemia nos está haciendo más conscientes a la hora de consumir?

-Creo que sí. Los meses de aislamiento nos sirvieron para comprobar que somos capaces de sobrevivir sin nada más que lo básico. Parece algo obvio, pero si esta pandemia no hubiese llegado a nuestras vidas esto hubiese sido impensable. Aún así, poco dura la alegría en la casa del pobre y nos faltó tiempo para hacer cola a las puertas de los centros comerciales. Pero sinceramente, creo que es complicado cambiar nuestra forma de consumir de manera radical.

-¿Cómo valoras, no el regalo, sino la venta de ropa y de cosas que ya no utilizamos? En muchos países se hace y no es extraño ver mercadillos con este tipo de productos.

-La venta de artículos de segunda mano me parece simplemente algo maravilloso. Creo que la tendencia es claramente al alza y más allá de las tendencias lo considero casi una necesidad; no podemos seguir produciendo al ritmo al que consumimos.  En cuanto a la ropa de segunda mano es algo que en general cuesta más por aquello de ponerse ropa usada por alguien desconocido, pero poco a poco nos está comenzando a resultar algo cada vez más habitual, ¡y que siga así! Precisamente mi trabajo final del máster hablaba de todas las consecuencias negativas de la fabricación de prendas nuevas y por eso sé a ciencia cierta que cualquier acción que conduzcan a la reutilización de la ropa puede resultar de suma importancia.

- ¿Se está desarrollando ese servicio de venta?

-En general, el mercado de artículos de segunda mano cada día nos ofrece un abanico más amplio de posibilidades con más alternativas a la hora de decidir comprar un artículo de este tipo. Asimismo, las diferentes aplicaciones y páginas web existentes están facilitando mucho el trabajo en cuanto a filtros para la búsqueda y la seguridad del proceso, mediante las valoraciones de los perfiles de compradores y vendedores.

- ¿Opinas que el mercadillo que se pretende abrir en el barrio de Santa Catalina los domingos puede ser una buena opción para contemplar esta posibilidad?

-Bueno, creo entender que por el momento el mercadillo de los domingos se encuentra en “Stand By”, pero sin duda podría ser una muy buena idea y además un nuevo atractivo que acerque a otras personas con diferentes intereses al mercadillo. Un claro ejemplo son los mercados de pulgas, o el archiconocido Rastro de Madrid, un mercado que atrae a personas de todo el mundo. Este tipo de mercadillos fomentan las ventas de artículos antiguos o de segunda mano.

 
2 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   Natalia 05/04/2021 7:17:49
 
Solo tienen apellidos los hombres? Las mujeres nos tenemos que conformar solo con tener nombre?
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   Caramelo 05/04/2021 8:48:17
 
Natalia, si quieres puedes poner tu apellido
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS