Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

"Todas las catas que organizamos son de iniciación, no para profesionales"

Charlamos con los impulsores de la Asociación Cátame Ribera

15/12/2019 8:02 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Eduardo Alonso, Cristina Santamaría y Cristino Ruano son tres arandinos que hace algo más de un año se conocieron en el curso de enología de la escuela de adultos y en él gestaron lo que ya hoy se ha convertido en una asociación plenamente afianzada con más de medio centenar de socios: Cátame Ribera. De esta iniciativa queremos hablar hoy con ellos y lo hacemos participando en la última de sus catas.

-¿Cómo surge Cátame Ribera?

- Los tres coincidimos en el curso de la Escuela de Adultos y coincidíamos pensando que en Aranda y la comarca existía una necesidad de programar catas de vino para el público en general. Así empezamos, también con el deseo de completar las enseñanzas que habíamos adquirido. En el mes de mayo hicimos las primeras, y tuvieron tanto éxito que decidimos continuar y establecernos como asociación.

-¿Os marcáis un número de catas mensuales o no tenéis nada preestablecido?

-Bueno, tenemos un compromiso con los socios, y tiene que ver que para estar en la asocición merece la pena,  así que podemos decir que ahora mismo tenemos más o menos hecha una plantilla con un calendario de actividades hasta más allá del  verano. No está cerrado, pero es un poco lo que queremos hacer más o menos y necesitamos ir organizándolo todo con las bodegas que van a participar.

-¿Cómo se organiza una cata?

- No siempre de la misma manera. Hay veces que la bodega se ha puesto en contacto con nosotros y se ofrece, en otros casos es porque conocemos a un enólogo y le proponemos que nos dirija una cata. También nos gusta realizar catas especiales, como una de vinos rosados que hemos hecho en la que elegimos varios vinos diferentes.  O son los propios socios los que nos dicen que están interesados en alguna cata especial y nos ponemos a trabajar en ella. Por ejemplo, la ultima la que hicimos este jueves con la bodega Cooperativa Virgen de la Asunción en el restaurante La Pícara. Y fue de una calidad excepcional.

-¿Y lo hacéis todo los tres?

-Bueno, nosotros estamos ahí, pero luego hay mucha gente que nos ayuda como Ana Elena, Nuria  o María Jesús que nos ayudan en los eventos especiales, como por ejemplo el día que hicimos la inauguración en el Palo Santo. Todos nos hemos conocido en el curso y estamos involucrados en Cátame Ribera de alguna forma. Y aunque supone bastante tiempo el que invertimos en la asociación de momento ahí estamos con mucha ilusión.

-¿Pensáis que en Aranda no se promueve la cultura del vino como sería necesario?

-Bueno, hay gente que sí que está en ello. La Bodega Don Carlos hace todos los fines de semana y también Ribiértete las hace y ha abierto un museo del vino en una bodega particular. Sí que hay cosillas, y existen clubs de catas privadas. Pero asociaciones como tal no, está la de sumilleres y preparan muchas catas, pero de una forma privada  y para gente profesional. Nosotros echábamos en falta algo para la gente en general, algo que se acercara más a las personas que no entienden mucho de vinos. Todas las catas que organizamos son de iniciación, no para profesionales.

-¿Cuál es el perfil de las personas que acuden a vuestras catas?

-Son de Aranda o de los alrededores que tienen curiosidad por el vino y están interesados en saber más. Otro tipo de personas que cada vez viene más es gente que  trabaja en bodegas o está relacionada con el vino de alguna forma, porque para ellos es una manera de conocer otro tipo de vinos.

-¿Repiten?

- Sí, repiten muchísimos, y el problema que estamos teniendo ahora es la falta de espacio debido al número de personas que se apuntan.

- Y no solo os ceñís a Aranda, porque también habéis salido a otros sitios de la comarca o incluso fuera de Castilla y León…

-Este martes, por ejemplo, hacemos en el establecimiento African Café de Roa una cata y veremos la respuesta del público. Si va bien desde luego que volveremos. Y sí, también hemos salido fuera como un viaje que organizamos que contó con tres catas en distintos puntos de Aragón.  La asociación está inscrita a nivel nacional con ese objetivo, el de poder salir a otros lugares.

- ¿Contáis con algún tipo de subvenciones?

-Debido a la Ciudad del Vino hemos realizado contactos con el ayuntamiento, pero a día de hoy no tenemos cerrado nada. Eso no quita que independientemente del apoyo que nos puedan dar, la mayor importancia hay que dar a la gente, y si el servicio es de calidad los propios socios van apoyarnos en esto.

-¿Solo vino o tenéis en mente otro tipo de catas?

-Hemos organizado una de cocteles vino, pero es probable que puedan surgir otro tipo de bebidas, sobre todo si están relacionadas con nuestra comunidad.

- ¿Qué esperáis para el próximo año, que además contamos con Aranda como Ciudad del Vino?

-Nosotros como asociación tenemos ya un calendario cargado de eventos. Y diversas asociaciones se han puesto en contacto con nosotros para hacer  diversos actos para el año que viene como Ciudad del Vino.

 

Imagen: De izquierda a derecha Eduardo Alonso, Cristina Santamaría y Cristino Ruano./ DR

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS