Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Entrevistas DR

Yolanda Serrano: "el tabaco mata y siempre resta"

Técnico en la AECC de Aranda, esta psicóloga explica en qué consiste el programa de Deshabituación Tabáquica

09/06/2019 8:12 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Yolanda Serrano es psicóloga, especialista en psicología clínica, y desde hace 21 años trabaja en la Asociación Española Contra el Cáncer de Aranda de Duero. Ayer, voluntarios que colaboran con este colectivo salían a la calle en la jornada de cuestación, un dinero necesario para financiar todos los servicios que presta y también para investigar. Con ella hemos querido hablar de su trabajo y, muy especialmente del programa de Deshabituación Tabáquica.

-¿Qué labor que desarrollas en la asociación?

-Mi actividad profesional en la AECC abarca desde una labor asistencial tanto con el enfermo oncológico como con sus familiares, hasta la tan importante y a veces olvidada labor de prevención, pasando por supuesto por los programas de Deshabituación de tabaco incluidos en nuestra Cartera de Servicios Básicos.

-¿Qué contiene esa cartera de servicios básicos?

-En ella se encuentra el servicio de Orientación Médico-Sanitaria en la que informamos de forma general respecto al diagnóstico, tratamientos y efectos secundarios. En el servicio de Asistencia Psicológica apoyamos a enfermos y familiares que están atravesando momentos difíciles que desgraciadamente vienen asociados a esta enfermedad. Algunas veces sólo requieren orientación para resolver temas prácticos como por ejemplo dónde adquirir una peluca o cómo solicitar una segunda opinión médica. Otras veces requieren una intervención más especializada que aborde problemas psicológicos frecuentes en esta enfermedad como pueden ser ansiedad, depresión o problemas de comunicación con su entorno familiar. También desarrollamos programas de Deshabituación Tabáquica para dejar de fumar que llevamos desarrollándolo desde nuestros inicios y se ha ido modificando mejorándolo en aquellos puntos que creíamos debíamos reforzar.

-Explícanos alguna de esas modificaciones

-Por ejemplo, analizando las causas de las recaídas nos dimos cuenta que un porcentaje importante de las recaídas  (sobre todo en mujeres) se achacaban al aumento de peso que atribuían al dejar de fumar. Para controlar este aspecto en la historia clínica inicial se recoge el dato del peso con el que llegan por primera vez a nosotros y a partir de la semana en que dejan de fumar se les pesa para si hay una variación importante en el peso poder adoptar medidas de reajuste.

-También trabajáis en el área de la prevención…

- Sí, es otro servicio básico y estamos haciendo intervenciones dirigidas a asentar los pilares básicos de salud: adquisición y mantenimiento de hábitos saludables desde la infancia. Para ello vamos a los colegios de Aranda y la Ribera que nos lo solicitan y desarrollamos programas de Educación para la Salud que tocan temas tan importantes en la prevención de enfermedades oncológicas como son la alimentación, la actividad física, el sol, el tabaco, el alcohol … También vamos a los institutos con los chicos y chicas de la ESO con el objetivo de prevenir el inicio al consumo de tabaco y alcohol bajo la premisa de que es más fácil actuar para que no se inicien en el consumo de estas sustancias que luego tratarlas en edad adulta para su deshabituación.

-Según vuestros datos, más del 92% de las personas que deciden dejar de fumar con vuestra ayuda lo consiguen. ¿La persona que llega está realmente concienciada?

-No siempre. A veces algunas personas llegan a nosotros pensando en que la AECC va a desplegar una varita mágica que les ayudará a dejar de fumar sin ningún esfuerzo por su parte, otros vienen por recomendación o en muchas ocasiones por la insistencia de algún familiar pero desmotivados, sin tomar ellos la decisión personal de dejarlo, otros por probar… y afortunadamente algunos sí tienen la decisión firme y personal de dejar de fumar.

-¿Y qué pasa con los que no lo están? ¿Cómo se les puede ayudar?

- Para nosotros ya es una buena señal que por lo menos se acerquen a informarse, aunque no estén firmemente decididos. Antes de incluir a un fumador en un programa de tratamiento le hacemos una entrevista inicial donde evaluamos su motivación, si se encuentra en una fase adecuada para ver si es buen momento para dejar de fumar… Si tras la evaluación detectamos que no está decidido, que tiene unas falsas expectativas sobre el tratamiento, que viene forzado por terceras personas más que por decisión personal, etc., etc....  se lo hacemos ver y le proporcionamos una guía de autoayuda para ver si en un tiempo estos hándicaps se resuelven y le pasamos a una lista de espera llamándole de nuevo al cabo de un tiempo (unos 2 meses) para ver si se encuentra ya en un buen momento para la cesación.

-¿Por qué habría que abandonar el tabaco?

-Lo podríamos resumir en una frase: “Porque el tabaco mata y siempre resta”. Resta en salud, resta en calidad de vida, resta en economía, resta los derechos de los fumadores pasivos…. Sólo suma enfermedad y muerte.

- ¿Cuesta dejar de fumar?

El tabaquismo es una enfermedad claramente marcada por la adicción y como todas las adicciones por supuesto que supone un esfuerzo dejarlo, pero afortunadamente como para todas las enfermedades existen tratamientos. La clave de que una enfermedad se supere o no es que se paute y se siga el tratamiento adecuado aceptando que sólo así se superará.

-¿Qué tipo de tratamientos se ofrecen desde la AECC de Aranda?

-En la AECC sólo utilizamos tratamientos que están sustentados por una base científica. Hoy en día recibimos cantidades excesivas de información y cada vez nos es más difícil distinguir si lo que estamos viendo o escuchando es información de calidad y cierta. En el caso del tabaco existe muchísima información que en ocasiones es incierta, incompleta e incluso contradictoria. Al ser un tema importante desde el punto de vista sanitario, social… nos invaden con ciertas “prácticas” que dicen ser científicas, nos ofrecen “remedios milagrosos” y productos si acaso cuestionables Nosotros sólo usamos 3 modalidades que en Tabaquismo han demostrado ser eficaces: el tratamiento estrictamente psicológico de la adicción, el tratamiento estrictamente farmacológico orientado por un médico o el tratamiento combinado. Hasta ahora la modalidad de tratamiento que mejores resultados ofrece es la última, una combinación del tratamiento psicológico y el tratamiento médico.

-¿Por qué se fuma?

-Existen varias razones por los que un fumador fuma, pero todas con un común denominador que es la adicción física. Hay quien fuma por placer (los menos), otros porque dicen que les ayuda a relajarse cuando tienen problemas, algo que es incierto, otros porque les ayuda a activarse, a concentrarse, también incierto, y en el caso sobre todo de los jóvenes por imagen social… Pero el común denominador a todas estas razones es que fuman porque en ellos se ha desarrollado una dependencia y un hábito que les proporciona un refuerzo que hace que el hábito se mantenga.

-¿Y los jóvenes? ¿Fuman más o menos que hace una o dos décadas?

-Los datos del Observatorio del Cáncer AECC muestran una tendencia de la sociedad a ser más consciente de los efectos dañinos para la salud que provoca el consumo de tabaco. En la actualidad la buena noticia es que el 61,4% de los jóvenes entre 14 y 18 años no han probado el tabaco, pero esta noticia tiene doble filo: nos muestra que el 38,6% sí ha tenido contacto con esta sustancia. Este último dato debe servirnos para hacer un mayor esfuerzo con este colectivo y desde la AECC ya lo estamos haciendo: cada vez son más los coles e institutos que nos demandan programas de Prevención, hemos desarrollado una APP para el móvil (Respirapp) que pensamos será más cercana a ellos y seguimos trabajando en esa línea.

-Se ganó mucho con la Ley Antitabaco que prohibió fumar en sitios públicos. ¿Hay que ir más allá?

-Todo lo que se haga en esta línea es positivo. Ya se están apuntando ciertas líneas de actuación que pueden ayudar a que la tasa de fumadores baje aún más. Por ejemplo, la prohibición de fumar en playas o coches que ya ha sido probada en otros países con éxito, medidas fiscales más rígidas, más inversión en programas de Prevención… Para conseguir unos buenos datos tenemos que plantearnos que esto es como andar, para hacer un kilómetros tengo que ir dando pequeños pasos. Si me paro y dejo de dar pasos nunca llegaré a andar los kilómetros que quiero. En esa línea pienso que nos queda aún dar algunos pasitos más.

 

 

 
7 Comentarios
 
 
 
 
Usuario  
#6   OTERO 11/06/2019 9:58:46
 
Asumo todo lo que decis tanto Juanjo como Zipepine, es ampliar lo que yo he dicho y me habia quedado corto , es quizas un problema esta sociedad de certificar todo y no asumir nuestra consideracion de que estamos terminando con todo lo que habia bueno y natural en este mundo y dependiendo de la edad por ejemplo beber agua de los rios y manantiales hoy es inhumano el hacerlo
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#7   Geo 12/06/2019 10:12:52
 
Yo particularmente soy fumador y si a un chic@ le tuviera que recomendar,le diria que no comenzase a fumar.
Dicho esto,antes de cancer igualmente se moria la gente de cancer,seguramente menos asociados ala contaminacion,alergenos en medicamentos,metales pesados,todo esto antes de la revolucion industrial no lo habia.
Pero igualmente moria la gente por epidemias por falta de salubridad en alimentos...etc
Sobre el cancer,no se,demasiado tiempo con esta enfermedad,adelanto medico en todas direcciones,pero en torno al cancer,pasitos de hormiga.
Espero que dentro de 10 o 15 años no nos den alguna noticia a modo de bofetafa sobre la espectativa real de curacion de esta enfermedad,cosas de estas ya se han visto.
En cuanto al gasto medico.La administracion y empresas del sector sanitario necesitan que el dinero se mueva,todavia no sabemos a que niveles llega la corrupcion (o no queremos saberlo) Y mientras la vida pasa,gente nace (pocos) y gente muere (muchos)....pero hasta la vejez y la muerte es negocio.
 
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS