Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Los neandertales de Prado Vargas reciclaban sus herramientas de forma habitual hace 46.000 años

La excavación recupera cerca de 2.000 restos que verifican que los neandertales alargaban la vida útil de estos instrumentos

24/08/2022 12:11 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El lunes, 22 de agosto finalizó, tras veinte días de trabajo, la séptima campaña de excavación en la cueva de Prado Vargas. Este yacimiento, situado en la localidad de Cornejo (Merindad de Sotoscueva), forma parte del BIC y del Monumento Natural de Ojo Guareña. El equipo codirigido por Marta Navazo Ruiz (Profesora Titular de Prehistoria de la Universidad de Burgos), Alfonso Benito Calvo (Investigador del Centro Nacional en Evolución Humana) y Rodrigo Alonso Alcalde (Responsable de Didáctica y Dinamización del Museo de la Evolución Humana y profesor Asociado de Prehistoria en la UBU) estuvo formado por 21 estudiantes la mayoría de ellos de la Universidad de Burgos, y de las Universidades de Valladolid y Salamanca.

La principal novedad de esta campaña ha sido el descubrimiento de numerosos núcleos de sílex que presentan evidencias de haber sido reciclados. Para la fabricación de sus cuchillos los neandertales de Prado Vargas buscaban y seleccionaban en los alrededores de la cueva fragmentos de sílex que llevaban a la cavidad para golpearlos y obtener sus lascas o cuchillos. Estos fragmentos de sílex se conocen con el nombre de núcleos y se explotan de forma sistemática hasta que su tamaño es tan pequeño que no permite obtener más lascas y se abandonan. Sin embargo, los neandertales que ocuparon la cueva de Prado Vargas hace 46.000 años, una vez agotaban los núcleos, en vez de descartarlos y abandonarlos, los reciclaban.

Para ello lo que hacían era golpear una de las pequeñas caras de los núcleos agotados, modificándolos y generando un nuevo filo que les podía servir para limpiar una piel, trabajar la madera o descarnar un animal. De esta manera a los núcleos que en origen sirvieron para obtener lascas se les daba una segunda vida transformándolos en herramientas dedicadas a una actividad concreta. Esta práctica de reciclaje neandertal fue publicada este mes en la revista especializada Lithic Technology, si bien esta nueva campaña de excavación ha permitido recuperar nuevos núcleos con este tipo de reciclajes, que ratifican, que los grupos de cazadores y recolectores neandertales que habitaron en Ojo Guareña no realizaron estos comportamientos de forma aislada, sino que se convirtió en una práctica habitual en sus procesos de fabricación de herramientas.

Los trabajos en esta campaña se han centrado en el sector central del nivel 4, donde se ha abierto una nueva zona de excavación más próxima a la entrada de la cavidad. Junto a este sector se ha intervenido en el sector Hornacina, excavándose en total treinta metros cuadrados del nivel 4. Este nivel, con ocupaciones neandertales, esta datado en 46.000 años y lleva interviniéndose de forma continuada desde 2016, lo que ha permitido trabajar una superficie total de excavación de sesenta metros cuadrados.

La campaña de este año ha permitido verificar la gran riqueza de este nivel, documentándose cerca dos mil nuevos restos entre fragmentos de huesos de animales consumidos, carbones, cuchillos de piedra y restos de talla producidos en la fabricación de dichos cuchillos. El sílex es la roca predominante que utilizaron los neandertales de Prado Vargas para la fabricación de sus herramientas, si bien en ocasiones puntuales se sirvieron de otros tipos de roca como cuarcitas y lutitas, Junto a estos hallazgos destaca el descubrimiento esta campaña de varios retocadores de hueso, que sumados a los recuperados en las campañas anteriores, eleva el número de estas herramientas a dos centenares. Los retocadores óseos son fragmentos de huesos largos de animales que los neandertales utilizaron para modificar los filos de las herramientas de piedra. La gran cantidad de estos objetos sitúa a Prado Vargas como un lugar clave para el estudio de esta tradición cultural.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.