Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Funus funis
Banner Sección

Servicios Funerarios, 90 años junto a los arandinos y ribereños

Comenzó en una pequeña carpintería en la calle Barrio Nuevo y se ha convertido en una empresa puntera en el sector

23/10/2018 12:22 | Begoña Cisneros
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Una historia de 90 años es la que tiene Servicios Funerarios Arandinos junto al lado de los arandinos y ribereños. Una historia que comenzó en una pequeña carpintería y que se ha convertido, gracias al trabajo de nueve décadas, en el resultado de una empresa puntera en el sector, moderna y con un servicio de calidad y profesionalidad.

En estos días que tanto se habla de emprendimiento, Servicios Funerarios Arandinos se ha convertido en lo que es hoy gracias a la visión que tuvieron Vicente Pellitero y Felisa Roldán. Regentaban una carpintería en la calle Barrio Nuevo, Pellitero, y entre otras cosas Vicente se dedicaba a la fabricación de ataúdes que Felisa se encargaba de forrar con telas. Así comenzó todo y el negocio se fue centrando en este sector mientras que crecía también la familia, ya que Vicente y Felisa tuvieron ocho hijos.

Y fue uno de ellos, Alfredo, el que continuó con la iniciativa y creó propiamente la funeraria en un momento en que el servicio se limitaba a acercar la caja a la vivienda y trasladarla al día siguiente hasta el cementerio para darle sepultura. Para ello compró dos coches de caballos en 1948 (una carroza negra para adultos y una blanca para niños) y quince años más tarde se adaptó a la implantación del coche a motor con la compra de un Buikc americano. El vehículo fue matriculado en Oviedo pero la carrocería funebre se adaptó y transformó por el taller de Plácido en Aranda. Y con este vehículo la empresa siguió adaptándose a los tiempos. Al Buick le seguirían un Seat 1500 en el 68, un Seat 124 en el 73 y un Peugeot 505 en el 83.

Coche de caballos fúnebre que prestó servicio en los años 40. / SFA

 

Imagen del primer vehículo a motor adquirido por la empresa. / SFA

 

Llegó 1986 y la Familia Pellitero se fusionó con la otra empresa funeraria que existía en Aranda, Funeraria Arandina. Así se creó Servicios Funerarios Arandinos. En esta nueva fase se continuó con la compra de vehículos para su flota y con la construcción del primer tanatorio de la Ribera, en la carretera de Palencia de Aranda de Duero. La Familia Zanetti Pellitero, con  Ángel Zanetti Pellitero como  gerente, compró la sociedad y se embaucó en la ampliación y modernización de las instalaciones que se inauguraron en marzo de 2011.

Hoy en día Ángel Zanetti trabaja codo con codo con su sobrino, Ángel Hernando Zanetti. Y la empresa cuenta con una flota de Vehículos modernos y adaptados a las necesidades actuales, con servicio de crematorio, y salas amplias y cómodas par el velatorio.

 

Imagen portada: Antigua carpintería en la calle Barrionuevo. Asomada al balcón se encuentra Teodora, una de los ocho hijos de Vicente y Felisa. /SFA

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.