Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

De buenos y malos

Recursos de personal que frenan mercadillos, cosas que solo pasan en ayuntamientos

30/03/2021 7:16 | SUSANA GUTIÉRREZ
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El segundo mercadillo no va a llegar. De momento. El Barrio de Santa Catalina pedía desde hace años una cita de venta ambulante los domingos por la mañana. Querían reactivar la zona con un mercadillo diferente, con artesanía, antigüedades, flores, productos de la tierra… Algo bonito y distinto que supusiera un impulso para esa zona y que se convirtiera en un atractivo para visitar. Eso es lo que siempre han solicitado los comerciantes y los hosteleros del barrio. Por otra parte, los vendedores ambulantes con puestos de textil los sábados en la Plaza de la Hispanidad, también pedían un segundo mercadillo. Emplazado en esa zona, igualmente los domingos, pero para hacer doblete semanal, prácticamente con la misma oferta de productos. Mientras tanto, la concejala vendía públicamente un mercado muy estético, con puestecitos con lonas blancas estilo provenzal, mientras que, a la vez, se comprometía con los vendedores habituales para darles dos mañanas de mercado. Después de escuchar a las partes, siempre me pareció complicado encauzar un mercadillo a gusto de todos y que dejara un contento generalizado, ya que los conceptos nada tenían que ver.

Como será la cosa, que al final el mercadillo se ha dejado, de momento, en el aire, pero no por eso, sino por temas de personal. Eso sí, no tengo muy claro si se trata de una verdad verdadera o  una manera de buscar malos a quien culpar y así matar dos pájaros de un tiro. Por una parte, tener excusas para no hacer el mercadillo y, por otra, mandar el mensaje de que es por culpa de otros. En este caso, de los representantes de los trabajadores que han recurrido la Oferta Pública de Empleo del Ayuntamiento, en la que se sacaban más de un centenar de plazas laborales. Argumento: no se puede contratar un ‘placero’ para que vele para la organización del nuevo mercadillo por el recurso de UGT y entonces es imposible hacerlo.

Para situarnos, el sindicato pide en el juzgado que se tumbe la oferta de empleo y, lo más alucinante, es que ese movimiento ha sorprendido a los mandamases, a los políticos y técnicos, (no nos engañemos, no solo mandan los que se presentaron a las elecciones). A finales de año, escribía sobre esa oferta pública que anunciaba iba a convertirse “en un gran despropósito”. Venía con un previo despido de una letrada urbanista que llevaba 16 años trabajando en el Ayuntamiento, algo que había generado el temor y el miedo a la caza de brujas en casi un centenar de interinos. Algunos de ellos, con tres décadas de trabajo en el Consitorio, veían peligrar su trabajo por la nefasta política de personal a lo largo de toda la historia democrática. Me sorprende la sorpresa que ha generado el recurso. ¿No lo esperaban?

Urge la contratación del ‘placero’ (me horroriza esa palabra, pero así lo llaman), de los cuatro enterradores, de un técnico de deportes...  Argumentan que no se puede hacer porque el recurso bloquea. El recurso no bloquea, se puede seguir con la tramitación.  Eso sí, es arriesgado si no tienen todas consigo respecto a la legalidad de lo aprobado. Si lo tumba el juzgado, todo lo contratado en ese proceso no valdría. Pero si están tan seguros de que lo han hecho bien, para adelante. ¿Lo estarán? Como siempre, estamos en un bucle.

Y volviendo al principio, y retomando el segundo mercadillo, más bien su emplazamiento. El barrio de Santa Catalina está viviendo en las últimas semanas una gran presencia policial, que no ha pasado desapercibida. No toda la zona, concretamente, el tema se suscribe especialmente a las calles Hospicio y Pizarro. Desde Comisaría de Policía Nacional me afirman que es la nueva estrategia de seguridad para intentar frenar ciertas situaciones que se viven en estas calles, marcadas también por ciertas formas de vida y comportamientos en esas vías, vinculadas en muchos casos a otras culturas. Situaciones que han llegado a tal punto, según los responsables policiales, que no se puede ni se debe de permitir. Por ello, se ha determinado que la presencia continúa de patrullas en esas calles en todos los horarios es una buena fórmula para recuperar el barrio para la gente, y evitar situaciones que cada vez se repiten más. Que tome mayor protagonismo la otra parte, la del embellecimiento y el trabajo de puesta en valor, por ejemplo, en forma de murales.

 
7 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   Avanti 30/03/2021 9:17:46
 
Me dicen que la que manda en el ayuntamiento viene de Burgos y quiere colocar a dedo a su gente. alguien sabe algo. Eso es lo que cuentan los trabajadores y muchas cosas más.
Lo de Santacata, esa zona parece la ciudad sin ley...Ya es hora
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   Mónica lactanvide 30/03/2021 11:05:57
 
Porque será que se aumenta la presencia policial?

Si toda esta gente son gente de bien, ingenieros, trabajadores cualificados, gente que viene a pagarnos las pensiones, cual es el problema? No entiendo que la policía haga presencia en una zona llena de gente honrada y trabajadora.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#3   opino 30/03/2021 11:29:45
 
Yo vivo en Santa Catalina y soy gente honrada y trabajadora. Como lo fueron mis padres cuando dejaron sus casas para instalarse aquí. Y como lo son mis hijos los que estudian aquí y fuera de aquí. Y como lo son la gran mayoría de mis vecinos.
Que la policía también visita otros barrios. #2 Mónica por tus comentarios a mi no me pareces tan honrada.

El tema del mercadillo es que hay dos intenciones.
Una la de tener dos días de mercado en Aranda, pues hay que ganar dinerito porque es a lo que se dedican los vendedores.
Y una segunda es la de hacer un mercado bucólico, distinto al actual mercado, que es la intención de los políticos y algunos comerciantes.

Si se hace un segundo mercadillo se tienen que delimitar muy bien los puestos y a quienes se destinan.
El recinto del colegio Virgen Viñas sería muy buena opción. Pues está poco aprovechado.

 
 
 
 
 
 
Usuario  
#4   Duncan 30/03/2021 12:51:19
 
La verdad es que yo nunca entendí las verdaderas razones que hubo para quitar el Mercado de la Plaza Mayor de los sábados. Que venía celebrándose desde tiempo inmemorial. Fue cambiando la naturaleza de los mercados, fueron cambiando los productos que se vendían, fue cambiando la gente, el ambiente... pero el Mercado siempre estuvo ahí

Y a mí me parece que esas señas de identidad, de su tradición, esos rasgos de la naturaleza de un pueblo deberían protegerse siempre. Como se debió haber protegido La Chata y otras cosas que han ido cayendo bajo el capricho particular de algunos concejales, probablemente no de Aranda y con un cursi concepto de lo moderno.

El Mercado de la Plaza era un lugar festivo de encuentro, y para los turistas y visitantes un lugar atractivo, porque mostraba algo propio de lo que somos y que debiéramos procurar seguir siendo, un sencillo pueblo castellano.

Ganó algo la Plaza Mayor sin ese Mercado? Ganó algo Aranda ? Evidentemente no.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#5   Aratrix 30/03/2021 14:57:35
 
#2
Ya basta de tratarnos a los que vivimos en el barrio de Santa Catalina como ciudadanos de segunda. Hay gente honrada y muy trabajadora en este barrio. Igual te crees que todos los vagos y maleantes viven aquí.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#6   elcarlos 30/03/2021 21:16:56
 
#3 y #5. No os enfadéis con Mónica. Es un problema de poca inteligencia emocional y bastante mala baba.
#4. El mercado sabatino se quitó de la Plaza Mayor porque, a juicio de los comerciantes, les tapaba los escaparates y dejaba suciedad.
Pocos meses después, clamaban por " que se llevara algo a la Plaza"
Eso, como lo de no construirse un Mercado de Abastos, que tampoco, porque los que ya estaban no querían competencia.
El nuevo mercado dominical debería hacerse pero, en mi opinión, solo para productores y artesanos o artistas locales
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#7   Aratrix 31/03/2021 8:17:26
 
#6
Es que estoy muy harta de esta gente tan clasista. Lo dice de tal forma que parece que aquí vivimos todos de gorra y no pagamos ni impuestos, ni comida, ni suministros, ni seguros, ni autónomos, ni hipotecas... en fin, que ya me cansa tanto desprecio a Santa Catalina.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.