Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

De formación

Hemos perdido la cuenta de las veces que nos han prometido la llegada de la Universidad

08/02/2022 7:04 | SUSANA GUTIÉRREZ
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Es como el cuento de la lechera. Si nos pusiéramos a contar las veces que se nos ha prometido una Aranda universitaria en las últimas décadas, prácticamente tendríamos un campus repleto de ofertas formativas superiores. Esa enésima vez ha llegado. No queda claro si su irrupción ha surgido cual pancarta electoral, propaganda municipal o con algún atisbo de realidad.

El momento que se elige es muy sospechoso y los detalles que se desvelan son algo así como mucho ruido y pocas nueces. En las dos vertientes que se ponen sobre la mesa, quizás la de la formación para empresas vinculada a las necesidades de la zona es la que puede acaparar mayor realismo. La de los grados de Agroalimentación y Sanitarios vinculados a la puesta en marcha del nuevo hospital comarcal, me produce una total incredulidad. Ojalá me equivoque, pero mucho titular y poca realidad tangible. Suena bonito como declaración de intenciones, aunque los escasos detalles objetivos que hagan pensar que es un proyecto inminente o de corto plazo.

Para albergar el campus arandino ponemos sobre la mesa el Centro Cívico Virgen de las Viñas. Unas instalaciones que dimensiones tienen, pero que para albergar una universidad necesitan un chute de modernidad, tecnología y una lavada de cara a ese aspecto de los 80. Desde que escuché siendo cría aquello de la famosa Universidad Bilingüe Quinto Centenario como flamante proyecto en la zona de La Calabaza, hasta hoy, ha pasado algún que otro lustro sin carrera pública presencial que cursar en la villa. Bueno, es verdad, en 2010 se logró conveniar con la Universidad de Burgos los estudios de postgrado de enoturismo y se lo dejaron llevar, un par de años después, sin decir ni media. En cualquier caso, es solo cuestión de tiempo descubrir qué pasará esta vez.

Y más allá del ámbito universitario, me gustaría terminar reflexionando sobre otro asunto. Bajando en coche por la rampa que da salida del aparcamiento de la Plaza de la Ribera, he deparado en que a veces centramos el foco en las grandes cosas y pasamos de puntillas por encima de los pequeños detalles. Gotitas que van cayendo y colmatan el vaso de lo que son las pequeñas cosas del día a día. En ellas se forja la calidad de vida si funcionan o, en caso contrario, la dejadez que luego sube en forma piramidal a los grandes proyectos.

Desde hace más de dos meses permanece roto el espejo que aporta esa visibilidad imprescindible para incorporarse con seguridad a la calle Santa Ana. Día tras día, lo observan todos los conductores que por allí transitan. Entre ellos, seguro, una jornada tras otra, cada uno de nuestros munícipes, que deben considerar que eso simplemente es una anécdota a la que no deben prestar la más mínima atención. Y sí, puede que sea solo una anécdota, pero a esa anécdota hay que sumar muchas otras que forman un gran compendio de desatinos. Cada una de ellas se convierte en una especie de metáfora del funcionamiento municipal.  La metáfora líder, sin duda, es la del termómetro de los Jardínes de don Diego que sí, señores gobernantes, les representa. En ese caso, el argumento es que no tiene arreglo. Pues muy fácil, que se retire y se ponga un nuevo. O que se retire y no se sustituya, pero que se haga algo. Algo.

 
8 Comentarios
 
 
 
Usuario  
#1   Yo 08/02/2022 7:49:43
 
...A ver si me explico...aquí No va a ver Universidad, no va a ver Tren, no va a ver Autovía, no va a ver Hospital...no va a ver Nada. Y lo poco que nos pongan a un coste por encima de mercado, se hará si hay para repartir y siempre que no se perjudique los intereses de otras urbes que nos rodean...Y que Nadie se Engañe.
Se que no he puesto lo que se quiere leer, pero es lo que hay.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#2   malmo 08/02/2022 11:06:05
 
Al margen del motivo por el que surge este tema otra vez, y de la mano de quien se ha convertido en un comisario político del Partido Popular, en contra de lo que es la verdadera esencia de la enseñanza y la educación, la cuestión es la viabilidad de una delegación universitaria de calidad en una población como Aranda, que atraiga estudiantes. Yo no lo veo, experiencias parecidas han acabado en fracaso y como dice Susana, si no conseguimos retener el postgrado de enoturismo como pretendemos traer la universidad.
Creo que alguien se está haciendo muchos pájaros en la cabeza por que algo le falla, que se centre en lo que tiene (que como siga así lo va a echar a perder) en lugar de montar castillos en el aire y generar debates con falsas expectativas.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#3   Avanti 08/02/2022 12:01:38
 
Increíble, acabo de pasar y han cambiado el espejo.... Voy a acercarme a los Jardines a ver si están desmontando el termómetro.... Me mondo
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#4   Charlie 08/02/2022 12:45:34
 
que poderio tienes Susana. Pones lo del espejo en tu articulo y en minutos esta solucionado. Haber si os tienen hackeada la web y ya habian leido tu articulo. Y por dejarte mal lo han arreglado. Con un poco de suerte hacen lo mismo con otras cosas
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#5   ez bide 08/02/2022 12:50:59
 
#2 Soria tiene una extensión de Valladolid, tiene dos residencias universitarias y todas las plazas ocupadas, y te puedo decir que Soria es infinitamente menos atractiva que aranda de Duero ya que aranda tiene un tejido industrial muy superior a Soria, así que vamos a dejar de menospreciar a esta localidad que si queremos tiene un potencial muy grande...
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#6   malmo 08/02/2022 13:07:10
 
No menosprecio la potencialidad de Aranda, todo lo contrario, creo que su potencial está sin explotar por la inexistencia de un plan de futuro sensato y de compromiso, pero lo de la universidad sinceramente me parece muy complicado. Como dice Susana no fuimos capaces de retener un posgrado, no hemos sido capaces de dotar de contenido el Centro Tomás Pascual y eso que tenemos una gran industria agroalimentaria en Aranda, así que lo de la universidad me genera más que dudas, y sobre todo por el momento en el que se abre el debate y dónde se abre ese debate, no en la sociedad arandina sino en un centro educativo que se ha convertido en un instrumento de un partido político.
Y se habla de la facultad de medicina, cuando ahora mismo las grandes universidades como la de Valladolid se está quedando sin profesores y ya ha dado la voz de alarma por ello,
Sinceramente, creo que esto es mucho más serio que montar un acto electoral en un centro educativo. y por supuesto que ojala´pudiéramos tener una extensión universitaria pero para eso hay que trabajar con seriedad y responsabilidad, trazar un proyecto y saber lo que se quiere, lo que se puede pedir y lo que verdaderamente es posible.
Y no olvidemos que Soria, aunque sea una ciudad pequeña con poca industria, es una capital de provincia y eso es un plus..
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#7   qqwerty 08/02/2022 14:39:25
 
Ninguna aldea cerril sin su hospital nuevo, sin su circunvalación, sin su aeropuerto y sin su universidad.

Y sin su partido regionalista, por supuesto.
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#8   Cicerone 08/02/2022 21:57:35
 
Susana, has dado en el clavo. Muchos arandinos nos damos cuenta de todos las tropelías de la clase política. Esto no tiene solución alguna si seguimos con las mismas caras de siempre. Que no mueven un dedo por Aranda. Un cambio político se divisa a lo lejos. Ojalá sea para no perder la esperanza de un pueblo sin rumbo.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.