Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
La otra crónica
Banner Sección

Quinielas

Siete partidos para repartirse 21 concejales y muchas incógnitas en el aire

15/04/2019 7:40 | SUSANA GUTIÉRREZ
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El día 22 de abril, lunes, termina el plazo para la presentación oficial de candidaturas para las elecciones municipales. La cita con las Generales ha hecho que algunos partidos retrasen, yo creo que demasiado, la presentación de candidaturas o por lo menos los nombres de las primeras figuras, esas que tienen posibilidades de salir. Pues bien, desde VOX han sido los últimos en mover ficha. Como ya apuntaron desde el principio, iban a esperar al comienzo de la campaña de las Generales, el viernes 12 de abril, para empezar a dejarse ver. Aunque todavía no es oficial la lista, tiene que ser aprobada en Burgos, los tres primeros puestos estarán copados por hombres. El candidato a la Alcaldía será el abogado Vicente Holgueras, el número dos lo ocupará Sergio Chagartegui, propietario de una tienda de motos en el polígono Allenduero, y el tres para el exmilitar, Alfredo Herrera. A partir de ahí, por paridad, deben incluir a mujeres, pero no ocultan las dificultades que han tenido. En cualquier caso, desde la candidatura de VOX defienden que cuentan con un gran respaldo social y, sobre todo, empresarial, que les hace albergar buenas sensaciones. Aunque también confiesan que esos apoyos no se quieren significar públicamente.

En el Partido Popular, los integrantes de la candidatura ya lo saben, han firmado, pero todavía bailan algunos números. Olga Maderuelo, la que fuera gerente de Asemar, ocupará el dos. También el número cuatro podría ser una cara nueva, el que fuera presidente de Art de Troya, además vinculado a la Arandina y al mundo sanitario, Carlos Fernández Iglesias. En eso puestos de cabeza se incluye a Emilio Berzosa, mano derecha de la candidata. Para algunos, ha sido una sorpresa que se mantenga en la lista a Alfonso Sanz que parecía vetado por el presidente comarcal del PP, Angel Guerra, pero sí irá, probablemente en el seis. El cinco es un puesto muy codiciado y por él estarían peleándose dos de las actuales concejalas, María Ángeles Marín y Celia Bombín. Por último, Azucena Esteban, actual primera teniente de alcalde y concejala de Cultura, abandona por voluntad propia la vida política, parece que ha perdido la confianza en el proyecto de Raquel González y se niega a formar parte de él. Desde el PP aparentemente muestran un optimismo desmedido, pero es necesario recordar que, a veces, gobernar endiosa y es bueno bajar a la tierra.

El Partido Socialista fue el primero en desvelar los 24 nombres de la candidatura, con la sorpresa de la recuperación, después de la espantada de hace cuatro años, de Sergio Ortega. No se dan más argumentos que la estrategia política para esta inclusión en la lista municipal. Lo que se ha abierto ahora es la guerra con Renovación Arandina Progresista, formación de la que hasta hace una semana Ortega era concejal. Su excompañero Eusebio Martín, con el que refundó el RAP y con quien durante cuatro años mandó a sus ex compañeros a la oposición, ahora afirma sentirse de alguna manera traicionado y amenaza con no apoyar a los socialistas tras el 26 M. Algo que, por otra parte, no sería ninguna novedad. Hay varias dudas que se desvelarán en las urnas. La primera si Eusebio Martín es capaz de sobrevivir y llegar a los 800 votos que se suelen necesitar para lograr el concejal, marcado por el 5 % obligatorio por la Ley D'Hont. La segunda, si el PSOE con esta ruptura sale o no fortalecido, aunque parece que si eso es así será  por los deméritos del gobierno del PP en Aranda y en Castilla y León y la irrupción de Vox, más que por otra cosa.

En Ciudadanos, probablemente marcados por esa estrategia nacional de perfil bajo, se ha tardado demasiado en hacer público el nombre de candidato. Todos sabíamos que era el actual portavoz, Francisco Javier Martín Hontoria, pero se lanzó un sábado a través de una nota de prensa que pasó sin pena ni gloria. En los primeros puestos de la lista pocas novedades, Elia Salinero, Fernando Chicho y Ana de la Serna ocuparán las posiciones de cabeza, en ese orden. Tendrán que subir el perfil, si quieren mejorar los datos de hace cuatro años. 

En Podemos, ahora sí acuden con esas siglas, después de la agrupación de electores que se creó hace cuatro años con Sí se Puede. Estuvieron a pocos votos en 2015 de hacerse con el tercer concejal, actualmente la tendencia nacional parece que no es tan optimista como entonces cuando eran el partido de moda. Andrés Garrasparri es la cabeza visible, acompañado ya también por toda la candidatura presentada y elegida en la asamblea. En las redes sociales centran gran parte de su estrategia electoral.

Y en Izquierda Unida tampoco se han desvelado los nombres de los candidatos. En el número dos, acompañando a Jonathan Gete, estará Vanessa González vinculada a Cruz Roja Aranda y también al tejido hostelero. El partido ha integrado en sus filas a Equo, Pcas y han impulsado la plataforma Hablemos Aranda, renunciando también a una candidatura de confluencia con Podemos. En su objetivo está el mantener los dos concejales e intentar que no pase factura que, en estos cuatro años, han tenido un segundo edil “invisible”.

Así está más o menos el panorama electoral local. En la competición siete partidos para repartir 21 concejales. A mí me encanta aquello de hacer quinielas o porras. Por eso aquí lanzo el reto: ¿Quién ganará? ¿Los siete partidos lograrán representación? ¿Quién llegará a gobernar? ¡Apostemos!

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.