Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
La otra crónica

Una de política ficción

Con la ‘resaca' todavía de los resultados de las elecciones generales, los partidos intentan recomponerse para el 26M

30/04/2019 7:30 | SUSANA GUTIÉRREZ

Foto Noticia

Las urnas siempre dejan sonrisas y lágrimas. La alegría de los que vencen, la euforia de las sorpresas y la decepción de los malos resultados. En esta ocasión hay algo diferente, no hay tiempo material ni para regocijarse en el éxtasis, ni para lamerse las heridas. En apenas 26 días hay una nueva cita electoral, la del ámbito más cercano, en una reválida que puede ser la puntilla para algunos o una manera de salvar los trastos.

Dejando claro que las distancias son muchas y variadas, es un ejercicio obligatorio hacer una comparativa entre los resultados de las Generales y las Municipales, extrapolando los datos. Con las cifras que dejaron las elecciones del domingo, el Partido Socialista tendría siete concejales, Ciudadanos y Partido Popular cinco representantes cada uno, mientras que Unidos Podemos y VOX se quedarían con dos ediles respectivamente. Con el alto grado de participación, haciendo un simulacro de la Ley D´Hont, el concejal se pondría caro, ya que es necesario y obligatorio alcanzar el 5% de los votos. En este caso, se situaría en 930 votos. Claramente es un auténtico ejercicio de ciencia ficción porque desde luego las circunstancias que se dan en la elección del gobierno central distan infinito del ejecutivo local, pero es un medidor de tendencia.

La primera diferencia estará en la participación, seguramente el 26M se situará muy por debajo de la del domingo, cuando un 77,04 % de los votantes arandinos acudieron a las urnas. Para hacernos una idea, en las locales de 2015, la participación se fijó en 61,64 y el primer concejal costaba poco más de 800 votos. Otro de los factores que varían es que Podemos e Izquierda Unida concurren en solitario y no en coalición, algo que, en mi opinión, les podría debilitar viendo la tendencia a la baja. En las municipales también irrumpe un partido localista, Renovación Arandina Progresista que es evidente que supondrá un movimiento de cierto voto. Otra de las dudas es el votante de VOX, casi 2.000 sufragios, y si será fiel a las siglas en las municipales.

Asimismo, al tratarse de una ciudad pequeña, el candidato y la candidatura de cada partido, en muchos casos, se pone por encima de las siglas. Las filias y fobias, la familiaridad o algunas propuestas que puedan estar reflejados en programas y que repercutan directamente en la calidad de vida. Todo afecta. Por lo tanto, la única conclusión que se puede sacar del 28 A es la tendencia de voto y los aires positivos, por una parte, para el Partido Socialista y también para Ciudadanos. El partido naranja ha sido la gran sorpresa en las elecciones generales en Aranda, logrando el sorpasso al Partido Popular y colocándose como segunda fuerza política con 37 votos más. Algo que les ha llegado casi solo por inercia, ya que en campaña no se han realizado ni grandes actos, ni acciones de impacto; ha sido más el trasvase de adeptos que ha logrado el partido en Castilla y León, llegados la mayor parte del Partido Popular. El PP se tendrá que recomponer y quizás después de la derrota en las generales pueda ganar parte de voto útil, aunque también tendrá que lidiar contra el desgaste municipal y el efecto regional con la maltrecha sanidad y promesas incumplidas. Veremos en las próximas semanas una clara rivalidad entre Populares y Ciudadanos.

En cualquier caso, a mi entender, queda partido y nada está decidido, y los 1.600 votos de ventaja de las Generales, no deben hacer confiarse al PSOE. Si antes eran dos formaciones políticas, ahora a lo mejor entran tres en el campo de juego. Todos ellos, evidentemente, con una premisa clara, la lucha por convertirse en la fuerza más votada. Ahí va a radicar el secreto del éxito. La fragmentación con siete partidos, con posibilidades todos ellos de tener representación municipal, hace muy complicado imaginarse una investidura con mayoría absoluta y once concejales que escriban en el papel el nombre del mismo candidato o candidata para hacerse con la Alcaldía. La clave estará en la segunda votación y en la fuerza más votada que se hace directamente con el poder. Evidentemente ese es mi análisis. Por supuesto que no es una verdad absoluta y quizás nunca llegue a suceder, pero aquí queda…

 
34 Comentarios
 
 
 
 
Usuario  
#31   Charly 07/05/2019 16:37:29
 
Cuentan que ayer "alguno" mientras malmetía contra un concejal haciendo suplantación de identidad para ello iba al mismo tiempo a la policía....
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#32   Charly 07/05/2019 16:41:06
 
Cabe recordar que esconderse bajo un perfil falso para insultar y faltar a otro es delito. Algun sr E.B. se le olvida
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#33   Charly 07/05/2019 16:43:20
 
Me gusta esta reflexión: "La clave estará en la segunda votación y en la fuerza más votada que se hace directamente con el poder."
 
 
 
 
 
 
Usuario  
#34   Carmina 07/05/2019 18:21:02
 
Voto muy fragmentado siempre en Aranda aunque parece claro quien se lleva de calle estas elecciones
 
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.