Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Parque Inmobiliario

Comprar sobre plano y estrenar tu casa

La adquisición de una casa antes de que arranque la obra sale hasta un 15% más barata en el ciclo de mercado actual

28/12/2017 7:24 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Con el regreso de la construcción de viviendas nuevas, vuelve la compra sobre plano, una modalidad erradicada en los años de crisis que ahora es elegida de nuevo por los compradores de casa. Y lo es porque tiene algunas ventajas incontestables sobre la adquisición de las últimas viviendas, ya terminadas o a punto de finalizar, de cualquier promoción.

La que más interesa en este momento al comprador es el ahorro sobre el precio al que se venden las últimas unidades de la promoción. "En momentos alcistas de precios como en el que estamos, con subidas de entre el 5% y el 7% anual, se puede comprar más barato si se hace sobre plano y a precio cerrado"

 

 

Para evitar riesgos, es conveniente seguir estos consejos a la hora de comprar una casa sobre plano:

 

  •     Conoce al promotor y su trayectoria. Hay que saber quién es el que te vende la casa. En el caso de que sea un promotor, es recomendable conocer si tiene experiencia en el sector, si es solvente o si es el propietario del suelo sobre el que va a edificar las viviendas

   

  • Lee y relee bien el contrato. Aunque parezca muy obvio, lee detenidamente el contrato privado que se va a firmar con la empresa. Revisa bien las cláusulas y pregunta todas las dudas que te puedan surgir. El contrato no se llevará ante notario hasta que al propietario le entreguen las llaves.

 

  •     Ten una copia de los planos. Pide al promotor los planos de la vivienda en el momento en el que firmas el contrato. De esta forma podrías demostrar cualquier cambio unilateral que realice el promotor.

 

  •     El precio y la fecha, exactos. Es necesario que los documentos que facilite la promotora incluyan el precio final de la vivienda, con el IVA incluido, así como la fecha exacta de entrega de las llaves. Para evitar sustos, nunca aceptes un documento con aproximaciones.

   

  • Los pagos, siempre a través del banco. El promotor debe abrir una cuenta que solo puede usarse para los gastos de edificación y que reúne el dinero avalado por los compradores. Aquí es donde debes hacer tus ingresos mediante transferencia bancaria, para estar más seguro.

   

  • Exige un aval de la promoción y un aval individual. Reclama que se constituya un aval general para toda la promoción, con el objetivo de garantizar todas las cantidades aportadas por los propietarios. Al margen de ese aval general, exige un aval individual garantizado por una aseguradora o un banco. Así te garantizas una indemnización que te permitirá recuperar el dinero aportado para la vivienda.

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.