Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Parque Inmobiliario

Comprar y reformar una vivienda usada frente a una nueva supone un ahorro de casi 40.000 euros

Según pisos.com, las viviendas que necesitan una reforma son 62.520 euros más baratas que las de obra nueva: 148.800 euros de media frente a 211.320 euros

24/05/2019 12:38 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

¿Obra nueva o segunda mano? Esta es una de las dudas a las que se enfrentan muchos potenciales compradores. Ambas tipologías tienen sus ventajas. Una casa a estrenar siempre será más cara, mientras que el precio de un inmueble con décadas a sus espaldas podría negociarse en base al grado de reforma que hubiera que realizar. El portal inmobiliario pisos.com ha comparado el precio medio del metro cuadrado en ambas tipologías, obras incluidas en el caso de la vivienda usada, con el objetivo de despejar esta duda.

Según el portal, invertir en propiedades de segunda mano necesitadas de rehabilitación supone un ahorro medio de 62.520 euros. Teniendo en cuenta que el importe medio de una reforma integral es de 22.704 euros1, esto supondría un ahorro de 39.816 euros. Mientras que el precio de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados de obra nueva ronda los 211.320 euros2 de media, el de un inmueble de segunda mano por reformar es de 148.800 euros. Además, una reforma bien operada no solo contribuiría a mejorar la calidad de vida de los hogares, sino que revalorizaría el inmueble hasta un 20%3.

El precio de la vivienda tipo de obra nueva se ha elevado un 5,45% frente a 2018. Si comparamos el precio alcanzado en 2017, la subida sería del 10,75%. En lo que respecta a la vivienda usada por reformar, esta ha experimentado un repunte del 5,55% frente al año pasado y del 7,43% respecto a hace dos. En este sentido, es importante señalar que el presupuesto para reformas ha aumentado un 5,2% en comparación con el año anterior, mientras el precio de una reforma integral también ha subido un 5,95%, lo que equilibra las posibilidades.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, explica que “una vivienda nueva siempre será más atractiva en un primer momento, dado que el comprador es reacio a enfrentarse a unas tediosas obras. Sin embargo, en determinadas localizaciones, sale más a cuenta apostar por rehabilitar una casa de segunda mano. No solo estará completamente a gusto del propietario tras la reforma y se habrá revalorizado de cara a una futura venta, sino que es muy probable que la finca esté situada en un barrio consolidado”. El experto señala que “en ocasiones, el ahorro se convierte en un aliciente que nos anima a perder el miedo a los escombros y a las licencias de obra”.

Fuente: Pisos.com

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.