Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Parque Inmobiliario

Dedicamos una media de 100 días a la reforma integral de nuestra vivienda

Cumplir los plazos es de suma importancia para los propietarios

03/04/2019 9:18 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Los españoles dedican una media de 100 días a la reforma integral de su vivienda. En España los proyectos de reforma integral de una residencia estándar tienen una duración de entre 84 y 130 días, dependiendo del estado inicial de la vivienda, sus características y las necesidades y deseos del propietario en cuanto a materiales, elementos estéticos y mobiliario. En otro tipo de bienes inmuebles como los locales comerciales o las oficinas el tiempo medio por reforma se reduce: entre 33 y 56 días en el caso de un local y entre 56 y 70 días en el de unas oficinas.

Antes de dar inicio a las obras se debe realizar la presentación del proyecto, el conocido como briefing verbal del propietario, en el que se determinan las necesidades de la reforma y se marcan los objetivos. A continuación, se lleva a cabo la elaboración de un plano básico en el que se detallan las distintas obras a acometer dentro del proyecto, tras lo que se analiza el volumen de trabajo y su distribución en el tiempo en aras de fijar un presupuesto y una planificación definitiva. No será hasta ese momento cuando se proceda con la ejecución de la obra, que contará con las siguientes fases: inicio de obras, derribos (7-15 días), construcción de nuevos tabiques (10-20 días), instalaciones (20-25 días), falsos techos, yesos y alicatados (20-25 días), pavimentos (5-10 días), carpintería (10-20 días), pintura (10-15 días) y, finalmente, la entrega de obra.

“La duración de una reforma es una de las cuestiones que determinan el éxito del proyecto. Evidentemente, también es una de las principales preocupaciones del propietario del inmueble, por lo que es de suma importancia realizar una planificación exhaustiva de cada proyecto para poder cumplir con plazos y objetivos de manera satisfactoria, evitando cualquier tipo de imprevisto que pueda retrasar la obra e incrementar los costes”, indica Gisela Farré, socia y directora de producción de Global Projects.

 

¿Y cuáles son los problemas a evitar en un proyecto de reforma?

El proyecto de reforma de un inmueble cuenta con ciertos hándicaps que han de ser controlados en todo momento por la empresa constructora para garantizar el cumplimiento de los plazos y evitar cualquier desviamiento en el presupuesto aprobado. En este sentido, algunos de los problemas recurrentes a evitar en toda reforma integral son la falta de precisión en el diseño del proyecto en el momento de estudio del presupuesto, la toma improvisada de decisiones y la contratación equipos diferentes de profesionales, lo que implica el entendimiento entre distintas organizaciones y metodologías de trabajo.

“La buena toma de decisiones iniciales en aspectos clave nos permitirá evitar contratiempos en el futuro que retrasarán todo el proyecto de obra. Precisamente por esto es muy importante contar con el asesoramiento de profesionales cualificados desde el primer momento. Además, las prisas no son buenas consejeras, siempre se ha de preservar la calidad del proyecto y del resultado final de la obra”, subraya Gisela Farré.

 

 

Fuente: Global Projects

Imagen: e2b arquitectos

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.