Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Parque Inmobiliario

Las hipotecas españolas ya no son de las más baratas

Son más caras que las alemanas, las francesas o las italianas

16/11/2018 13:42 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El tipo de interés medio cobrado para una hipoteca en España se situó en septiembre en el 1,94%, ligeramente por encima del 1,79% registrado en la media de la zona euro, según datos del BCE. Se trata de un precio más caro que el de Alemania, Francia o Italia. E indica que puede haber cierto margen para la competencia ahora que los bancos tienen que soportar el impuesto de actos jurídicos. No obstante, fuentes financieras señalan que esos tipos están muy condicionados por el riesgo, la morosidad, los importes concedidos, los plazos o a qué porcentaje de la población se le concede el crédito.

Por citar algunos de los principales países, en Alemania el tipo es del 1,86%; en Francia del 1,51%; en Italia del 1,79%, y en Portugal del 1,36%. El interés más bajo se da en Finlandia con un 0,88%. Todos ellos por debajo del precio de España. Por encima del tipo que establece el mercado español figura por ejemplo Holanda con un 2,41%. También países pequeños y del este como Chipre, Malta, Luxemburgo, Eslovenia, Letonia o Lituania. Grecia e Irlanda tienen las hipotecas más caras al ofrecer un 2,98%. Ahora mismo el euríbor a doce meses, el índice de referencia para los préstamos hipotecarios en España, se encuentra en el -0,149%. Estos números podrían indicar que hay un cierto margen para competir a la baja en el precio de las hipotecas. Al anunciar que el impuesto hipotecario lo pagarían los bancos, el presidente Sánchez confió en que la competencia hará que las entidades no trasladen al cliente el coste de abonar el tributo. “Apelo a la responsabilidad de las entidades”, remachó.

Antes de la crisis, el mercado hipotecario español se caracterizaba por ofertar en las nuevas operaciones uno de los tipos más bajos de la zona euro. En algunos momentos incluso fue el más reducido solo batido por Finlandia. Como explica el experto en Derecho Financiero Fernando Zunzunegui, ello se debía a que el principal negocio de las entidades consistía en aprovechar la hipoteca para vincular al cliente a otros productos del banco, como por ejemplo los seguros. Así se conseguían rentabilizar esos precios más bajos.

 

Fuente: El País

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.