Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Una habitación en piso supone un gasto de 287 €/mes

El precio cae un 1,62% frente a 2018

29/08/2019 11:41 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La opción de alquilar una habitación en un piso compartido cobra cada vez más relevancia. Según el estudio realizado por www.pisos.com, a partir de los datos extraídos de www.pisocompartido.com,  la renta media nacional ha caído con respecto al pasado año un -1,62%, pasando de los 292,18 euros mensuales en 2018 a los 287,45 en 2019. Madrid y Barcelona capital aglutinan el 22,81% de la oferta, a la vez que concentran el 35,50% de la demanda. En cuestión de género, el 55,37% de los futuros inquilinos son chicas frente al 44,63% de chicos. El grupo de edad más numeroso es el que va de los 18 a los 25 años (51,31%), seguido del intervalo de entre 26 y 35 años (29,24%). Por su parte, los inquilinos de entre 36 y 45 años representan el 10,92% de la demanda y los que tienen entre 46 y 60 años el 6,48%. Por último, los mayores de 60 son el grupo más reducido: 2,05%.

“La emancipación y el alquiler compartido mantienen una relación causa-efecto muy fuerte”, revela Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, añadiendo que “actualmente, el 71,6% de los jóvenes1 opta por esta vía a la hora de abandonar el hogar familiar”. El experto indica que “el deseo de tener una vida propia y actuar con independencia encuentra respuesta en esta fórmula, adecuada para inquilinos que aún están estudiando, se acaban de incorporar al mercado laboral o compatibilizan ambas actividades”. El portavoz del portal inmobiliario señala que “un piso compartido es perfecto para conocer gente nueva y trabajar la empatía, y aunque es válido para cualquier edad, con el paso del tiempo se va necesitando más intimidad y privacidad, por lo que la demanda gira hacia el alquiler completo o la propiedad”. En este sentido, Font matiza que “los ingresos deben acompañar, y el problema es que hay un amplio desfase entre solvencia y régimen de acceso”.

 

El inquilino tipo es mujer de hasta 25 años que vive en una capital

Según el informe, el 38,76% de los pisos compartidos se reparte entre Barcelona (16,53%), Madrid (15,76%) y Valencia (6,46%). Cinco de ellas aglutinan el 36,31% de la oferta de pisos con habitaciones en alquiler: Barcelona (11,97%), Madrid (10,84%), Sevilla (4,76%), Valencia (4,44%) y Granada (4,30%). Respecto al reparto de la demanda, son las provincias de Madrid (22,14%), Barcelona (21,90%), Sevilla (7%), Valencia (5,13%), Málaga (4,65%), Granada (3,74%), Baleares (2,54%), Las Palmas (2,51%), A Coruña (2,38%) y Vizcaya (2,35%) las que aglutinan el 74,34% de los inquilinos que buscan habitación. La concentración vuelve a ser un fenómeno sobresaliente en las principales capitales de provincia, puesto que Madrid (18,23%), Barcelona (17,27%), Sevilla (6,44%), Valencia (4,34%), Málaga (3,59%), Granada (3,48%), Las Palmas de Gran Canaria (2,07%), Palma de Mallorca (1,69%), Bilbao (1,69%) y A Coruña (1,47%) abarcan el 60,27% de la demanda que busca online el piso compartido perfecto.

Al tomar como referencia las diez provincias con mayor concentración de demanda y analizar el reparto de la misma en función del sexo, se corrobora la superioridad del género femenino en todas ellas. Granada ha sido la provincia con más chicas (59,55%) y menos chicos (40,45%), mientras que Las Palmas arroja la menor cantidad de demanda femenina (50,37%) y la mayor de masculina (49,63%). Respecto a la edad de los inquilinos en las diez provincias con más demanda, el tramo de edad dominante es el que va de los 18 a los 25 años. El máximo y el mínimo en el grupo de los más jóvenes se localizan en Granada (65,83%) y en Baleares (34,96%). Los inquilinos con más de 60 años alcanzan su mayor representación en Vizcaya (3,44%), mientras que en Barcelona (1,36%) es donde su presencia es más escasa.

 

Barcelona es la capital más cara para compartir y Zamora la más barata

La capital de provincia en la que resulta más caro compartir piso es Barcelona (455,81 €/mes), seguida por Madrid (425,01 €/mes), Palma de Mallorca (403,87 €/mes), Donostia-San Sebastián (402,57 €/mes) y Bilbao (360,64 €/mes). En cuanto a las más baratas, el listado está encabezado por Zamora (152,43 €/mes), teniendo por detrás a Badajoz (165,15 €/mes), Ciudad Real (168,51 €/mes), Lugo (170,97 €/mes) y Palencia (180,22 €/mes).

El equipamiento de los pisos compartidos experimenta pocos cambios frente al año pasado. Si en 2018 un 53,64% indicaba tener lavadora, un 45,92% contaba con televisión y un 8,14% tenía teléfono, en 2019 la lavadora está presente en el 53,85% de la oferta; la televisión, en el 44,91%, y el teléfono, en el 6,14%. La presencia de Internet ha subido del 45,61% en 2018 al 46,73% de este año. El extra con mayor presencia es el ascensor (61,97%). El electrodoméstico con menor presencia es la secadora (7,48%), mientras que el servicio comunitario más escaso es el gimnasio (0,40%).

Las habitaciones amuebladas suponen el 95,47% de la muestra y la calefacción está presente en el 57,18% de las mismas. A la hora de buscar compañeros de piso, el 82,74% de los anuncios publicados no especifica preferencia de género. Los pisos que solo aceptan chicas han pasado del 15,05% en 2018 al 15,25% de 2019, y los que solo aceptan chicos del 2,14% al 2,18%. En cuanto a las parejas, suben del 7,36% al 7,49%. Las mascotas son bienvenidas en el 9,87% de los pisos, mientras que los fumadores tienen vetada la entrada en el 26,96%.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.