Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Parque Inmobiliario

Ventas al contado, cómo ha cambiado

Ahora más del 50% de las viviendas se pagan al contado

26/07/2018 18:00 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Más de la mitad de las viviendas que se compran en España se pagan al contado, aunque no siempre ha sido así. Según los datos que manejan los notarios, en el primer trimestre del año un 54,75% de las casas que se adquirieron en todo el país se abonaron en efectivo, la cifra más baja desde 2011. Sin embargo, antes de que llegara la crisis y estallara la burbuja inmobiliaria, dos terceras partes de las operaciones se formalizaban a través de préstamos hipotecarios.

 

La evolución histórica de la compraventa de viviendas a tocateja deja varias curiosidades que repasamos a continuación:

 

1. Sube respecto a 2007, pero cae respecto a 2013

Como decíamos, la crisis y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria fueron los detonantes de la escalada del pago de las viviendas al contado, que ha supuesto más de la mitad de las operaciones en el mercado desde 2011. ¿La razón? Con las turbulencias económicas, el grifo del crédito se cerró y apenas se concedían préstamos hipotecarios para la compra de viviendas. A ello se unieron otros factores como el desplome de los precios de la vivienda y que la complicada situación laboral expulsó del mercado de la vivienda a millones de personas.

 

Desde principios de 2011, la concesión de hipotecas bajó de la barrera de las 50.000 unidades mensuales, lo que limitaba las opciones para adquirir una vivienda a través de la financiación bancaria. Fue en verano de 2013 cuando la formalización de préstamos tocó suelo, con apenas 12.147 hipotecas en agosto de 2013, frente a las más de 28.000 que se están concediendo de media este año.

 

Esos mínimos de las hipotecas coinciden con los máximos de las compras de viviendas al contado, que en el primer trimestre de 2013 llegó a situarse por encima del 65%. Es decir, hace un lustro se compraban a tocateja dos de cada tres casas, mientras que en 2007 solo se abonaba en efectivo una de cada tres. No obstante, desde el ‘annus horribilis’ del mercado residencial las operaciones ajenas a la financiación bancaria han descendido más de 10 puntos porcentuales, hasta situarse en el 54,75% a cierre de marzo.

 

2. Levante y las islas, donde más ha crecido el pago al contado

La costa mediterránea y los dos archipiélagos son las regiones del país en las que más ha crecido la compra de casas a tocateja desde el boom. Si en el conjunto de España esta fórmula de pago ha avanzado casi 18 puntos porcentuales, en Baleares ha subido casi 37 enteros; en Comunidad Valenciana casi 30 y en Cataluña, otros 28 puntos. En Murcia y Canarias el alza ronda los 27 puntos porcentuales. En Madrid, en cambio, el repunte es de 16 puntos, situándose por debajo de la media.

 

Como decíamos unas líneas más arriba, desde 2013 se ha impuesto la tendencia a la baja en la compraventa de casas al contado. De media, ha bajado 10,7 puntos en el mercado doméstico, aunque en regiones como en Andalucía, Cataluña, Extremadura, Galicia y Murcia la caída supera la media. En Madrid, en cambio, la cifra se ha mantenido estable, mientras que Navarra y La Rioja registran los únicos saldos positivos del país. Y es que no podemos olvidar que desde 2013 la concesión de hipotecas ha ido poco a poco remontando el vuelo y que los bancos están llevando a cabo una estrategia comercial muy competitiva en precio que está incentivando nuevas adquisiciones residenciales.

 

3. Comunidad Valenciana, Canarias y Murcia, donde más pesa el efectivo

Las autonomías mediterráneas y las islas no solo lideran la remontada de las compras de viviendas en efectivo, sino que también encabezan el ranking de autonomías donde se realizan más operaciones de este tipo.

En el primer trimestre de este ejercicio los dos primeros puestos los ocupan Comunidad Valenciana, con un 68,8% de las transacciones; Canarias, con un 64,6%; y Murcia, con un 63,7%. En cuarta posición está Cantabria, con un 63%. Cataluña y Baleares también se sitúan por encima de la media, junto con Andalucía y Galicia. En total, en 11 autonomías los pagos en efectivo suponen más de la mitad de las operaciones (en cuatro de ellas supera el 60%), mientras que las dos comunidades que registran los menores porcentajes son Madrid y País Vasco. En ambos casos el peso de las compras a tocateja es inferior al 40%. En La Rioja, Asturias y Navarra la cifra está por debajo del 50%

 

4. Los máximos y mínimos de los últimos años

Si miramos los datos históricos de todas las autonomías también descubrimos algunos datos curiosos. Por ejemplo, que en regiones y momentos puntuales se han llegado a pagar más de 70 de cada 100 casas en efectivo o, en cambio, que se han llegado a adquirir menos de un 20%.

 

Las dos cifras más elevadas se han dado en Comunidad Valenciana, que en el primer trimestre de 2013 y 2014 se llegaron a pagar a tocateja el 78,6% y el 77,5% de las viviendas, respectivamente. En 2013 también marcaron máximos Murcia (77,29%), Canarias (73,6%) y Andalucía (72,4%). El archipiélago canario batió su récord en 2014, con un 74,4%. Si miramos los mínimos, los honores se los reparten Madrid y País Vasco. En la región madrileña el mínimo se produjo en 2008, con apenas un 12,6% de las viviendas que se compraron en los tres primeros meses se pagaron al contado. En País Vasco el nivel más bajo fue el 15,5% de 2011, mientras que antes de la crisis en Baleares solo un 18% de los inmuebles residenciales se adquiría sin hipoteca.

 

 

5. Andalucía, la autonomía con mayor volumen de operaciones

A pesar de que Andalucía no es la región con mayor proporción de compra de vivienda a tocateja sobre el total de operaciones, sí que lidera el ranking por volumen de operaciones pagadas al contado. La media de los primeros trimestres entre 2007 y 2018 se sitúa en 12.254 casas adquiridas en efectivo, una cifra que prácticamente triplica la media nacional (unas 4.690). La siguiente en la lista es Comunidad Valenciana, con 9.614 casas, seguida de Cataluña, que cierra el top tres con 7.780 casas. En el caso andaluz, su promedio supera a la suma de los de Canarias, Baleares, Madrid y Castilla-La Mancha.

 

 

Fuente: Idealista.com

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.