Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

230.000 euros para las rutas del vino de la región

Todavía no se conoce cómo será el reparto de este dinero, que beneficiará a la Ruta Ribera del Duero

03/12/2020 14:33 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Ruta del Vino Ribera del Duero es una de las nueve rutas de Castilla y León que recibirá parte de los 230.000 euros que la Junta destinará a las Rutas del Vino de España certificadas de Castilla y León para impulsar el turismo cultural y rural en la comunidad.

El Consejo de Gobierno ha autorizado al consejero de Cultura y Turismo la concesión de varias subvenciones por un importe global de 230.000 euros a las entidades gestoras de las Rutas del Vino de España certificadas de Castilla y León: al Consorcio Ruta del Vino Arlanza, a la Asociación Ruta del Vino Arribes del Duero, a la Asociación Ruta del Vino de Cigales, a la Asociación para el Desarrollo del Enoturismo en el Bierzo, al Consorcio Ruta del Vino Ribera del Duero, a la Asociación Ruta del Vino Rueda, a la Asociación Ruta del Vino Sierra de Francia y a la Asociación Ruta del Vino Toro. Se incluye, también, una subvención a la Asociación Ruta del Vino de Zamora, que ha solicitado su inclusión como Ruta del Vino Certificada.

El concepto de Ruta del Vino consiste en constituir un producto integrado en determinados destinos rurales, orientado hacia el turismo cultural y rural y basado en las actividades vitícolas, gastronómicas y culturales, acompañado por una amplia oferta de alojamiento con servicios relacionados con dicha actividad: bodegas, enotecas, vinotecas o museos del vino, así como de una amplia oferta de actividades complementarias como golf, hípica, oferta comercial, restaurantes u oferta nocturna.

Por ello, ‘Ruta del Vino’ es producto turístico complejo: una red de cooperación empresarial y de cooperación público-privada que integra tanto a empresas específicamente turísticas, como de otros sectores (bodegas, enotecas, tiendas especializadas, restaurantes, bares, hoteles, alojamientos rurales, agencias de viajes y de receptivo o actividades recreativas, entre otras). También se incorpora a las administraciones locales del territorio por donde transcurre la Ruta como gestoras de gran parte de los valores y recursos del territorio.

Esta red de cooperación se materializa en un ente que tiene entidad propia (asociación, consorcio, etc.) y que se encarga de la planificación, control de calidad, gestión y comercialización del producto turístico. Formalmente, una Ruta del Vino ha de respetar los criterios de calidad y normas de autorregulación que ACEVIN y la Secretaría de Estado de Turismo han fijado en el Manual del Producto Turístico Rutas del Vino de España, en el que se definen desde los requisitos de su sistema de gestión, señalización, promoción y comercialización hasta los que deben cumplir todos los establecimientos que forman parte de la Ruta: restaurantes, alojamientos, bodegas, comercios, etc.

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS