Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

La Ruta se reinventa con la vista puesta en volver a Riberarse

Las ventas online a domicilio y hacer marca a través de las redes, son algunas de las estrategias

07/05/2020 7:30 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

El estado de alarma marcado por la covid-19 y la época de confinamiento en casa, ha propiciado que el mundo enoturístico se pare. Con la desescalada en el horizonte y con la sensación de que ya queda menos, los adheridos al Consorcio de la Ruta del Vino Ribera del Duero, en especial bodegas y restaurantes, han intentado reinventarse para ajustar sus líneas de negocio, en la medida de lo posible, a estas circunstancias tan restrictivas. Un tiempo complicado en el que cada día que pasa es un día menos para que el visitante vuelva a Riberarse.

Con el cierre del Canal Horeca, hoteles, restaurantes y bares, las ventas de vino en el cliente más importante han caído en picado. Sin embargo, se ha experimentado un auge de la venta online durante el confinamiento. A pesar de que este tipo de ventas suponen una pequeña proporción en las cifras globales, las bodegas de la Ruta del Vino Ribera del Duero han apostado en firme por  incentivar estos canales, encontrando una buena respuesta por parte de los clientes. Entrega a domicilio, en algunos casos con portes gratis, en otros con donaciones a la lucha contra la covid-19.

El servicio a domicilio también ha sido la apuesta de algunos restaurantes que han decidido llevar sus manjares hasta los hogares, al no poder servirlos en sus establecimientos. El lechazo asado en horno de leña es, como siempre, uno de los platos estrella, también en el confinamiento. El reparto ha traspasado la comarca y se ha realizado por todo el país. Pero más allá, también se ha podido elegir en otros establecimientos,  platos de cuchara, guisos y postres variados.

Seguir haciendo marca, además, es otro de los retos firmes de muchos de los adheridos. Continuar con su presencia y contacto,  aunque desde la distancia, a través de actividades en las redes sociales. Catas, recetas, conferencias… han demostrado que, a pesar de la lejanía, también se puede hacer cultura y turismo del vino.

Mientras llega el momento de la nueva normalidad, la Ruta del Vino se prepara para afrontar ese  reto, mostrando las fortalezas y con el anhelo de poder volver a abrir las puertas a todos sus enoturistas.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.
 
ÚLTIMAS NOTICIAS