Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Salud y Bienestar

Comilonas navideñas, como enfrentarse a ellas

05/12/2017 14:53 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Comidas y cenas de empresa, con los amigos, con los familiares… eso también es Navidad y ya estamos insertos en ella. Con la excusa de que un día es un día es posible que descuidemos nuestra salud y nuestro sistema cardiovascular nos lo agradecerá si tenemos cuidado. En los restaurantes es muy típica la opción del menú para estos días cuando en casa apenas tomamos una ensalada con un pescado a la plancha, y esa opción, aparte de más cara supone que por nuestra boca van a pasar entrantes, un segundo contundente, postres, café, dulces, vinos y licores.

Los expertos indican que debemos realizar cinco comidas al día repartidas a lo largo de la jornada y advierten que durante esta época también hay que hacerlo para disminuir la ansiedad por la comida y prevenir el picoteo entre horas.

La comida saludable es una opción para estas fechas, dejando de lado frituras y salsas. Y para compensar las comidas más contundentes de las que no podemos librarnos, y debemos disfrutar por tanto, el resto de días podemos decantarnos por la cocina al vapor, al horno o a la plancha.  Como también apostar para la alimentación por aceite de oliva.

Picar mientras elaboramos la comida es algo que muchas veces no podemos resistir. Por ello, sería bueno tener a mano fruta o frutos secos con altos beneficios cardiosaludables. Comer frutas, verduras y hortalizas también nos ayuda, como alimentos ricos en hidratos de carbono. Su fibra regula el tránsito intestinal y controla los niveles de colesterol.

¡Mucho cuidado con los dulces! Están tan ricos los polvorones y turrones que es difícil resistirse, pero los excesos perjudican. Y muchos azucares y calorías contienen asimismo los licores, por lo que su consumo debería ser moderado. Además, no debemos olvidarnos de la resaca que dejan. Si se intercala entre las tomas algo de agua con gas o limón, se evitarán los dolores de cabeza del día posterior.

Por último, salir a andar o hacer algún tipo de ejercicio será bueno para contrarrestar los excesos a la par que divertido. ¡No dejes de disfrutar de la vida!

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.