Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Salud y Bienestar

Cómo acabar con el dolor de espalda mientras duermes

Ata Pouramini explica cómo ayudarte de la almohada para favorecer las posturas adecuadas

08/05/2018 13:24 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Cuando hablamos de dolor de espalda lo asociamos en la mayoría de los casos a lesiones deportivas, estrés y a las malas posturas; a cómo caminamos y nos sentamos frente al ordenador. ¿Y si te dijeran que puedes estar produciéndote una lumbalgia mientras duermes?

Puede que no lo hayas escuchado nunca, pero es una posibilidad muy real, según el director de Quiropractic Valencia, Ata Pouramini, para quien nuestra manera de dormir podría no estar respetando el equilibrio del cuerpo.

Si tenemos en cuenta ese 33% de nuestra vida que invertimos en el descanso nocturno, nuestra columna vertebral podría estarse viendo seriamente perjudicada.

Con el fin de evitarlo, Pouramini nos enseña cómo utilizar la almohada como palanca para compensar y equilibrar las curvas de la espalda.

 

Boca abajo

 

Es la postura favorita para la mayoría de la gente, pero al girar la cabeza hacia un lado generamos mucho estrés sobre el cuello y los hombros. Para evitarlo, el experto recomienda abrazar una almohada fina, mientras la cabeza descansa sobre el colchón, y colocar otra almohada muy fina debajo de estómago o la pelvis para recompensar y equilibrar la columna.

 

Boca abajo con una pierna doblada

 

En este caso colocaremos una almohada fina debajo del pecho para aliviar la tensión cervical y otra bajo la cadera. Aunque las cambiemos de lado, continuarán ejerciendo su trabajo a modo de palancas sobre los nervios y articulaciones, lo que provocará la relajación de los músculos tensionados.

Las personas con lumbalgia, explica Pouramini, pueden beneficiarse en particular de esta postura.

 

 Boca abajo con la cabeza hacia abajo

 

Típica de las camillas de los quiroprácticos, se trata de una postura muy cómoda y neutra para la columna, y, aunque no sea específica del sueño nos valdrá para relajar la espalda durante unos 15 minutos Digamos que es una postura para desbloquear la tensión de la columna antes de dormir.

 

Para lograr el mismo efecto que en las consultas y lograr respirar adecuadamente, deberás colocar una almohada gruesa sobre la frente, otra fina almohada bajo el pecho y una última mediana debajo de las caderas.

 

Si se consigue el equilibrio buscado, puese ser muy útil para las personas mayores con estenosis de canal lumbar (el atrapamiento de los nervios y la médula espinal en la espalda), que tienen dolor y adormecimiento en las piernas.

 

 Boca arriba

Según Ata Pouramini, dormir boca arriba es lo mejor para evitar cualquier tipo de dolor de espalda o cuello. La almohada a elegir será fina y entrelazaremos las manos sobre el estómago. Muy poca gente tiene la suerte de descansar toda la noche.

 

Boca arriba con almohadas de distinto grosor

 

Será ideal para aquellos que sufren dolores de espalda crónicos . Deberemos colocar una almohada gruesa bajo  las rodillas,  una segunda  fina para soportar y arquear un poco las lumbares y otra para el soporte de la cabeza . Se puede experimentar y quitar la almohada para las lumbares o las rodillas hasta encontrar la mayor comodidad.

 

Boca arriba en inclinación

 

Recomendado para una minoría de la gente con dolores de espalda por culpa de una espondelostesis (desplazamiento de una vértebra sobre otra) o una Insuficiencia cardíaca. Dormir inclinado, explica el autor de Escuela de la Espalda, puede aliviar y mejora el descanso. No recomienda, eso sí, amontonar almohadas detrás de la espalda sino invertir en una cama especial, siempre que se pueda.

 

De lado con almohada fina

Otra postura muy común y muy sana para la columna, aunque es mucho mejor poner una fina almohada entre las piernas. Si puedes doblar ligeramente las rodillas, mejor aún .

 

La postura fetal

Puede aliviar los síntomas de una hernia discal. Ponte en la posición fetal doblando las rodillas con una almohada fina. De esta manera se abrirán las articulaciones por lo que disminuirá el estrés sobre los discos.

 

Por último, Ata Pouramini recomienda revisar colchones y almohadas con cierta periodicidad, según nos encontremos al levantarnos. En ambos casos será muy importante poder probarlos antes de llevarlos a casa.

Fuente: Misszoe

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.