Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Cómo cuidar tus gafas

Unos consejos para evitar sorpresas

09/12/2020 10:42 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

No hay nada más molesto que descubrir que nuestras gafas están sucias o se han rayado. A veces os preguntáis cómo es posible que, aunque dediquéis tiempo y esfuerzo en cuidar vuestras gafas, éstas se estropeen.

Desde General Óptica nos dan una serie de consejos para intentar evitar sorpresas futuras y también hablaremos del error que más a menudo cometemos a la hora de conservar nuestros cristales:

 

. Deja las gafas en su estuche para protegerlas de la acumulación de polvo y de posibles roturas.

. Extrae tus gafas con ambas manos para evitar desajustes y siempre por la montura, no por las varillas.

. Limpia tus gafas con una gamuza o usando un spray limpia-gafas. Es importante utilizar productos especiales para evitar dañar la montura o el cristal.

. Sujeta el aro del cristal de tus gafas cuando las estés limpiando para impedir tensiones en el material de las monturas.

. Procura quitarte las gafas cuando te apliques colonias o lacas, porque estos productos pueden dañar el material de la montura.

. No dejes las gafas cerca de fuentes de calor, especialmente si la montura o los cristales están compuestos con algún material de plástico.

 

Uno de los errores más frecuentes en el cuidado de los cristales es pensar que solo con utilizar la gamuza es suficiente para mantener los cristales sin rayaduras.

Durante el día se acumulan en el cristal partículas de polvo, grasa y otros residuos que, al pasar la gamuza, podemos estar arrastrando por el cristal, arañándolo. Lo mejor es limpiarlas una vez al día con agua y jabón neutro y, en el resto de ocasiones, con la gamuza que te facilitamos en nuestras tiendas. Asegúrate de mantener la gamuza limpia.

Para limpiar correctamente tus gafas tienes que ponerlas debajo del grifo con agua templada y a poca presión (importante que no sea caliente), y dejar correr el agua para que se lleve cualquier impureza. Límpialas con una gota de jabón neutro y, una vez aclaradas y completamente secas, ya puedes utilizar la toallita. Hazlo una vez al día y tus cristales durarán más tiempo en buen estado.

Si eres de los que usan la camiseta o el papel de cocina, ten en cuenta que la fibra que se utiliza para dar solidez a estos productos contiene partículas y resinas tan duras como el cristal que rayan muy fácilmente los cristales de tus gafas.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.