Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Salud y Bienestar

El pan es un producto básico en la dieta diaria

Evidencias científicas asocian el consumo de pan integral y cereales de grano completo con un menor riesgo de padecer algunas enfermedades

20/12/2017 14:25 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

La Navidad es una época en la que se tiende a cometer excesos con la alimentación y, en ocasiones, prescindimos de productos propios de la dieta mediterránea como el pan, olvidándonos de los beneficios que este puede aportar. En este sentido, la investigadora del Grupo de Biociencias de los Alimentos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) María Dolores del Castillo recuerda que "el consumo de alimentos que contiene fibra dietética, alimentos derivados de cereales y granos enteros, como es el caso del pan, es una de las recomendaciones tradicionales para alcanzar una alimentación saludable".

 

De hecho, son muchas las falsas creencias en torno al pan, como que es un alimento que engorda o que su exclusión de la dieta ayuda a perder peso. El aporte de micronutrientes y fibra (esta última principalmente en la variedad integral), le otorgan un valor nutricional destacable a este alimento, que puede incluirse en la dieta diaria. Además, un control adecuado de la ingesta calórica total y la actividad física, pueden ser buenos aliados para llevar a cabo una alimentación saludable incluso en estas épocas del año, tal como explica Del Castillo.

 

La importancia de la fibra y los cereales en el control del peso corporal

 

No existe una pauta sobre el consumo recomendado de pan, ya que esta depende de las características de cada individuo y del alimento en cuestión. Sin embargo, una ingesta diaria adecuada de fibra (25-30 g/día), resulta "esencial a la hora de controlar el peso corporal, ya que disminuye la absorción de las grasas, mejora los niveles de glucemia postprandial e incrementa la sensación de saciedad lo que lleva a comer menos".  El pan blanco y el pan integral aportan valores de fibra dietética del orden de 3,5 y 7,5 g/100 g, respectivamente, según apunta Del Castillo.

 

Los beneficios del consumo habitual de cereales integrales y/o de grano entero y sus derivados, como el pan, se relacionan con un menor riesgo de padecer obesidad y patologías asociadas tales como enfermedades cardiovasculares, diabetes de tipo 2 o el síndrome metabólico, siempre en el contexto de una dieta equilibrada, adaptada a las necesidades nutricionales y los hábitos de vida de cada individuo.

 

Ningún alimento tiene la capacidad de engordar o adelgazar por sí mismo, sino que el aumento de peso se produce cuando consumimos más energía de la que nuestro organismo necesita. El pan elaborado a base de harina integral o granos enteros puede incorporarse a una dieta diaria equilibrada manteniendo un estilo de vida saludable, concluye la doctora.

Texto e imagen: Pan Cada Día

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.