Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Salud y Bienestar

Físico de la Ribera del Duero inventa una máquina que ayudará a combatir el envejecimiento

actúa como una especie de balanza para pesar las variaciones de peso de la masa de la célula

19/04/2018 15:00 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

David Martínez Martín, que nació en Aranda de Duero en 1982, ha diseñado una máquina que es capaz de medir cómo evoluciona la masa de las células vivas a lo largo de su vida. El nombre del aparato se llama Monitor de Citomasa y actúa como una especie de balanza para pesar las variaciones de peso de la masa de la célula, siendo capaz de llevar un seguimiento a lo largo del tiempo. Este invento será capaz de observar y descifrar cómo algunas enfermedades pueden afectar a las variaciones de la masa de la célula, como por ejemplo las actuaciones de los virus o la respuesta de algunos tumores. Gracias a esto se podrá estudiar cómo reaccionan las células ante algunas patologías para poder anticiparse en la búsqueda de soluciones.

Según declaraciones del científico en la web Marca España, nuestras células saben cuándo crecer para formar todas las partes de nuestro cuerpo. El problema es cuando una de ellas no está bien regulada y, lo que sucede, es la aparición, por ejemplo, del cáncer. Algunos de las primeras investigaciones realizadas con el Monitor de Citomasa están reflejadas en la revista científica Nature, donde deja constancia de que el conocimiento de cómo se produce la regulación del cambio de masa en las células será importante para la investigación en diferentes áreas como las relacionadas con la diferenciación de células madre, las investigaciones sobre el cáncer, los estudios en fisiología celular o en el descubrimiento de nuevos medicamentos.

David Martínez Martín se licenció en físicas en la Universidad de Valladolid para realizar su doctorado en la Autónoma de Madrid. Decidido a que sus estudios tengan un impacto social visible, completó su formación con los estudios de biología que le abrirían la puerta para poder dedicarse a investigar dentro de la rama de biofísica. Se trasladó a Suiza en 2013 para desarrollar su carrera en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y, gracias a su labor allí, ha recibido varios premios entre los que está el reconocimiento a la excelencia profesional en Ciencia y Tecnología que le fue otorgado en 2016 por sus compañeros de profesión. Además de su evidente talento investigador, el oriundo de Aranda también ha mostrado dotes de emprendedor al colaborar, codo con codo, con la compañía suiza Nanosurf que se encargará de la comercialización del medidor de la masa de las células.

 

Las células y el envejecimiento

 

No son pocos los estudios que han mostrado cómo de ligados está el comportamiento celular con las causas de que se produzcan enfermedades relacionadas con el envejecimiento como son el cáncer o el alzheimer. Los últimos estudios han señalado a los telómeros, unos fragmentos del ADN, como los informadores del tiempo que cada uno va a llegar a vivir. Según un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, el ritmo con el que estos telómeros se reduce a lo largo de la vida estaría relacionado con la esperanza de vida del individuo. En la investigación también se observó que unos telómeros reducidos anunciaban la presencia de enfermedades cardiovasculares y tumorales.

En ese sentido, otras investigaciones señalan a la telomerasa como la sustancia que podría evitar que los telómeros se redujeran de tamaño. El problema es que desde que nacemos comenzamos a perderla. Sin embargo, tal como descubrió la premio Nobel de medicina Elizabeth Blackburn, las células cancerígenas sí aprendieron a dominarla para ser inmortales. El reto de las investigaciones está en aprender a dominar la telomerasa y, por lo tanto, poder retrasar el envejecimiento y las enfermedades que conlleva este proceso.

Hasta que el ser humano encuentre la fórmula científica con la que poder alargar la esperanza de vida, podemos controlar muchos otros factores que nos hacen envejecer siguiendo una serie de rutinas que se encargan de prevenir tanto el deterioro de nuestro físico como de nuestro intelecto:

Alimentación: al respecto también ha habido muchas voces dispares sobre cuál es el mejor comportamiento alimentario para prevenir el envejecimiento. Desde las posiciones que señalan que la ingesta de proteínas animales provocan una mayor oxidación celular, hasta las últimas voces que han alabado los efectos positivos del ayuno intermitente porque genera un mínimo de estrés que mantiene al cuerpo en alerta. Y aunque hay voces científicas que cuestionan la efectividad de los productos antioxidantes, una dieta sana debe incluir carnes magras, frutas y verduras, grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva, granos integrales y pescado azul; es decir, evitar las harinas refinadas y controlar la ingesta de carne roja, además de prescindir del alcohol y el tabaco.

Ejercicios físico: también hay voces discordantes sobre qué tipo de ejercicio es el más saludable. Pero cada vez más expertos señalan la importancia de encontrar la actividad física más acorde con nuestros gustos además de que incluya tres ejes: desarrollo cardiovascular, fuerza y flexibilidad. Dentro del primero encontramos ejercicios como nadar, correr o ir en bicicleta, pero si no se tiene muchas posibilidades de poder practicarlos hay muchas rutinas de cardio en internet con las que poder hacer ejercicio en casa. Para el desarrollo de la fuerza solo es necesario realizar ejercicios con una resistencia que puede ser una banda elástica y la flexibilidad ayuda a regenerar músculos y tendones.

Ejercicio cerebral: de la misma forma que el estudio de los telómeros reducidos anunciaban la presencia de algunas enfermedades, también informaban de que había un deterioro cognitivo. Esto hace referencia a la pérdida de la memoria, la rapidez de procesar información o la capacidad de atención. Para evitar su deterioro a la lo largo de la vida y evitar la degradación celular de la materia gris, es necesario una combinación de actividad al aire libre y entrenamiento cerebral. Hacer un Sudoku, memorizar una obra de teatro o usar internet para buscar deportes mentales como el juego del Go o juegos de poker en español son algunos ejercicios cognitivos que están al alcance de nuestra mano

Evitar el estrés: El estrés es un elemento que provoca envejecimiento. La causa es la expansión de algunas sustancias químicas, como el cortisol, que es liberada por el cerebro en situaciones de estrés para que envíe glucosa a la sangre que lleve energía a los músculos. Esto hace que se deje de enviar la energía necesaria para las actividades de nuestro metabolismo. Además, el estrés es causa directa de algunas patologías como enfermedades inflamatorias. Dormir las horas suficientes, no madrugar en exceso y evitar los estados prolongados de estrés, con la ayuda de actividades relajantes como el yoga o la meditación, son algunas de las herramientas que tenemos para vivir con mayor tranquilidad y frenar el envejecimiento.

 Imagen: Monitor de Citomasa

Fuente: Nanosurf

 
1 Comentario
 
 
 
Usuario  
#1   Bego 21/04/2018 0:14:23
 
Bravo por las personas que intentan con sus talentos hacer un mundo mejor para todos.
 
 
 
 
 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.