Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Salud y Bienestar

Los beneficios de la lectura sobre nuestra mente

Desglosamos los beneficios que nos aporta la lectura, un ejercicio altamente reconfortante que mejorará nuestras capacidades cognitivas

07/12/2018 12:06 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Existe una actividad que se ha mantenido inalterable con el paso del tiempo, un ejercicio que se remonta casi a los orígenes de la racionalidad: la lectura. El hecho de coger un libro y adentrarnos en un nuevo universo es un acto que nos transporta a nuevos horizontes y escenarios sin movernos de nuestro sitio. De temática diversa, los libros nos transmiten conocimiento sin pedir nada a cambio, y sus beneficios son múltiples y variados. Y no solo en el ámbito racional o intelectual, sino que nos aportan elementos positivos en relación a nuestra salud mental o a nuestra capacidad imaginativa. En este texto realizaremos una enumeración que guarda relación con los beneficios que recibimos cuando ejercitamos la lectura. En un mundo cada vez más frenético y caótico, tenemos que encontrar un momento para nosotros mismos y dejarnos llevar por la relación intensa que se genera entre una obra y su lector.

El primer aspecto positivo a destacar de la lectura es que frena la degeneración cognitiva. Con el paso del tiempo y debido a la edad, nuestro cerebro no realiza sus tareas con la misma rapidez con la que lo hacía durante la juventud. Existen estudios que demuestran que leer de manera asidua puede frenar la demencia, es decir, detener la perturbación total o parcial de las facultades mentales. Si entrenamos el cerebro, veremos como nuestra capacidad lógica o de asociación de conceptos mejora. Existe una gran multitud de títulos que pueden ayudar a mejorar nuestra actividad cerebral, como por ejemplo la obra '¿Cómo pensar como Sherlock Holmes?'. Se trata de un libro escrito por la polifacética Maria Konnikova, quien en su tiempo libre mezcla el arte narrativo junto con otras actividades sociales como es el caso del póker. También destaca el libro de Gimnasia Cerebral de Marilyn vos Savant, quien está considerada según el Guinness World Records como la persona con el cociente intelectual más elevado del planeta.

El segundo elemento a destacar es que coger un libro antes de ir a dormir puede afectar directamente sobre nuestro ciclo del sueño. Es decir, si cogemos el hábito de leer cuando nos acostamos se generará una rutina en nuestro cerebro que le avisará de que es el momento de descansar. La relajación es necesaria en el último momento del día y sin duda es un acto magnífico para todas aquellas personas que tienen dificultades derivadas del insomnio. Como curiosidad, cabe destacar que visualizar las pantallas de dispositivos móviles o teléfonos inteligentes antes de ir a dormir genera problemas debido a su luz, ya que el cerebro se activa en vez de desconectarse. Ya os ofrecimos algunos consejos para disponer de un descanso adecuado que pueden ser de utilidad.

El hecho de adentrarnos en un universo desconocido o de iniciar una nueva aventura literaria nos ayuda a mejorar la memoria, ya que muchos de los elementos que se exponen son nuevos. Esto afecta directamente sobre nuestro cerebro y nos obliga a guardar referencias sobre lo que leemos. El acto de leer nos obliga a convertirnos en una esponja, y esto tiene beneficios a largo plazo. Cabe destacar también que nuestro léxico y nuestro vocabulario mejorarán notablemente y esto es positivo en todos los aspectos de la vida, ya que podremos definir situaciones o contextos determinados con las palabras adecuadas.

Leer también ayuda a desarrollar nuestra capacidad de raciocinio, ya que cuando intentamos interpretar una obra estamos realizando un ejercicio de síntesis sobre lo que se cuenta. Esto mejora la comprensión y nos obliga a entender lo que leemos. También se aumenta la creatividad y la imaginación, y dentro de nuestro cerebro se genera un universo imaginativo que nosotros plasmamos en nuestra cabeza.

Finalmente, la lectura es un ejercicio que nos puede ayudar a hacer frente a la soledad. Las obras escritas pueden ser unos magníficos acompañantes cuando nos encontramos en momentos de aislamiento. Los libros son amigos que no piden y que nos lo dan todo, es por ello por lo que hay que conservar y preservar el acto de leer. Como vemos, con la lectura no solo ayudaremos a encontrar respuesta a nuestras inquietudes sino que también tendremos un impacto directo sobre nuestra capacidad cerebral.

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.