Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.
Servicios Funerarios

Encontrada una cueva funeraria de 2.000 años de antigüedad

Perteneciente a una familia adinerada

12/06/2018 11:29 | DR
WhatsApp
Linkedin
Google +
Twitter
Facebook
Enviar
Imprimir

Foto Noticia

Los contratistas del Municipio de Tiberias quedaron desconcertados, ya que todo el hormigón que vertieron en los cimientos que habían perforado antes de construir un nuevo vecindario, desapareció. De repente, cuando un excavador mecánico encontró la entrada de una cueva, encontraron el hormigón que faltaba y una cueva funeraria única de 2.000 años de antigüedad.

La cueva de tres habitaciones incluye una entrada decorada y dos cámaras funerarias. La entrada, ligeramente dañada por la excavadora, todavía muestra restos de paredes pintadas, con destellos de rojo, amarillo y blanco aún visibles a simple vista, dijo el arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Yair Amitsur.

El desciframiento inicial de las inscripciones griegas encontradas en los pequeños osarios y en la cámara indican que un padre y su hijo fueron enterrados allí. Los nombres no indican la religión o el trasfondo de aquellos que fueron enterrados allí, ya que incluso la élite judía usaba nombres griegos, incluyendo, por ejemplo, al líder asmoneo Yohanan Hyrcanus del siglo segundo antes de Cristo. “La alta calidad de cimitarra, la complejidad de la cueva, las decoraciones y las inscripciones griegas apuntan a la cueva perteneciente a una familia adinerada que vivió en la zona durante la época romana”, dijo.

Desde el siglo I a. C. hasta el siglo II d. C., las prácticas funerarias incluyeron colocar a los muertos en nichos, y luego regresar un año después para recoger los huesos y colocarlos en pequeños ataúdes de cerámica u osarios. Así es la génesis de la práctica judía de visitar una tumba un año después del fallecimiento de una persona.

Según un comunicado de IAA, la cueva fue excavada en roca, y, además de su pasillo de entrada, tenía una gran sala central con varios nichos de entierro, osarios de cerámica y piedra decorados, así como una pequeña cámara interior (donde el hormigón fue descubierto). Las puertas de piedra talladas sellaron la entrada de cada habitación. El IAA supone que la cueva probablemente fue robada en la antigüedad.

 

Fuente y fotos: israelnoticias.com

 

 

 
 
Su opinión sobre este contenido
 
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.