"Mi gran ilusión es emplear Tubilla como un escenario en el que exponer toda mi obra"

Volver a su tierra natal le ha servido al pintor Porrilló para encontrar nuevas inspiraciones

03/12/2017 10:02 | Raquel Carcedo

Enamorado del arte y de lo que hace. Y feliz de haber regresado a su tierra natal tras toda una vida dedicado a su trabajo, que le ha llevado a recorrer varios países del mundo. Así se encuentra el pintor José Luis Abajo. O lo que es lo mismo, Porrilló.

Una de sus últimas obras se encuentra expuesta en Tubilla del Lago, localidad donde nació. Se trata del mural más grande de Castilla y León y representa una panorámica del paisaje ribereño. Junto a otras trece pinturas en distintos muros del municipio, forma parte de una red de murales que ha convertido a Tubilla en un museo al aire libre.

 

 

¿Qué significa la Ribera para un artista como usted?

Es el lugar donde he nacido y me he criado. Es parte de mi vida.

 

Después de tanto tiempo pintando, ¿qué le inspira?

He trabajado todo tipo de pintura, expresionismo, impresionismo, realismo… Y ahora he vuelto a mi tierra y en mis raíces estoy encontrando una nueva técnica, pintar con materia prima. Para ello, utilizo los colores que poseen las propias tierras, mezclándolas con acetatos para que impregnen su herencia en el lienzo. Los dejo tal cual se presentan en la tierra después de que las modifique el sol o la lluvia.

Al volver aquí he recordado lo que hacía en mi niñez, cuando jugaba con el barro y la paja y he pensado que por qué no representarlo de manera artística para expresar lo que siento por mi tierra.

 

Habiendo realizado exposiciones en lugares tan dispares como Estados Unidos o Italia y Francia, ¿qué le queda por hacer?

Soy un pintor que está siempre en la brecha. Me queda por hacer todo. Y es que, lo hecho, una vez hecho, hay que tratar de olvidarlo y seguir adelante buscando y buscando. Siempre hay que investigar para llegar a nuevas cosas con entusiasmo e ilusión para poder plasmar lo que uno lleva dentro.

 

Preguntarle si prefiere crear cuadros o dar rienda suelta a su imaginación mediante murales como los de Tubilla, ¿es lo mismo que preguntarle que si prefiere a mamá o a papá?

No hay por qué elegir, todo va ligado.

 

En este sentido, ¿qué tiene de especial cada estilo?

Hacer un mural no tiene nada que ver con crear un lienzo en tu estudio. Para hacer un mural hay que tener mucha valentía, pues es algo muy complejo de controlar. Hay que tener muy bien calculado lo que se quiere crear, pues no puedes corregir si te equivocas.

Cuando me propusieron la idea de los murales de Tubilla pensé que sería maravilloso dejar el pueblo bonito y demostrar que allí hay muchos artistas. Para ello, creé panorámicas realistas e impresionistas, pues no quería desvirtuar el entorno. He querido adaptar mi pintura al paisaje de esta tierra.

 

 

¿Por qué se ha elegido la pintura y no otras expresiones artísticas para esta muestra al aire libre?

Lo ideal sería añadir algún mural más para que la ruta terminara por convertirse en algo potente. Pero también podríamos seguir complementándola con esculturas y exponerlas en puntos clave.

 

Después de crear el mural más grande de la región, ¿qué ilusiones tiene?

Mi gran ilusión es emplear Tubilla como un escenario en el que exponer toda la obra que tengo en mi estudio, que son unos seiscientos cuadros. Sería maravilloso que mis creaciones llenaran las calles de mi pueblo.

 

¿Cómo ve el futuro del arte en este país?

España tiene un gran potencial gracias a los creadores de arte. El gran problema que tenemos aquí es que, al haber tantos, no nos tienen en consideración. Solo se tiene en estima a los que están en el candelero y los demás parece que somos los pringadillos de la feria. Y no es así. El arte lo hacemos todos.

 

Al hilo de este tema, hace unos días entrevistábamos en Diario de la Ribera al pianista ribereño Mario López Santos, quien confesaba que cree que en España falta cultura, ¿está usted de acuerdo?

En España se hace mucha cultura pero no se muestra bien. En la escuela no se enseña de manera correcta, pues el arte tiene otras dimensiones que los conceptos que allí se imparten. Debería haber profesionales especializados en arte en los colegios para que los niños adquieran conciencia de la cultura artística.

Creo que lo que le falta a España es la promoción del arte y de la pintura como se hace con otros aspectos como el fútbol. Y es que, con las breves piezas que aparecen de vez en cuando en los medios de comunicación no se ayuda del todo a su difusión.

 

En este sentido, ¿considera que el acceso a la cultura es limitado por su precio?

La cultura no es cara. Nuestro problema es la falta de educación y de valores que existe. Hay quien se gasta mil euros en un teléfono móvil, que transcurrido un año ya no vale para nada, y realizar una inversión de trescientos en un cuadro le parece caro, cuando el arte es algo que dura toda la vida.