BU-200 y BU-922, dos carreteras en espera de su arreglo

Mientras que ya se ha licitado el arreglo de la primera, no hay novedad para la segunda

05/05/2018 14:18 | Begoña Cisneros

El arreglo de las carreteras BU-200 y BU-922 estaba presupuestado por la Junta de Castilla y León para 2017 y su ejecución ha sido del 0%. Son dos de los casos que el grupo regional de Podemos recuerda, denunciando que “2017 fue un año perdido en cuanto a mejoras en carreteras en Burgos.

Para cada una de estas dos carreteras existía una partida de 50.000 euros, y al igual que sucede con la renovación de firmes en las carreteras BU-535, CL-629, BU-542, BU-552 BU-642, BU-930, BU211  BU-406, para lo que se dotó de otros 50.000 euros “la partida se ha quedado en 0 euros de ejecución presupuestaria”. Algo parecido ocurre con la renovación de firmes de los viales BU-820, CL-619, BU-550, BU-114, BU-813 y BU-910, dotados con la misma cantidad.

Lo cierto es que el refuerzo del firme de la carretera BU-200 desde la N-122 en Fuentecén a la N1 salió a licitación en el mes de enero de 2018 y está pendiente de adjudicación. Una licitación que salió con un presupuesto base de 2,3 millones de euros cuyo proyecto pudo ser visto por los alcaldes de los siete municipios por los que transcurre la carretera (Fuentecén, Adrada de Haza, Hontangas, La Sequera de Haza, Fuentemolinos, Moradillo de Roa y Campillo de Aranda).   Los “parcheos” previstos para 2017 no se ejecutaron, pero con las obras que se van a adjudicar se permitirá el arreglo definitivo de esta carretera.

Con respecto a la BU-922 entre Caleruega y Peñalba de Castro, lugar este último donde se encuentra el yacimiento de Clunia. En el mes de septiembre del pasado año se aprobaba una Proposición no de Ley a instancias del grupo de ciudadanos para el arreglo de esta carretera. El compromiso de la Junta es invertir en ella 2,2 millones de euros en varias anualidades.