Máxima prioridad a la sustitución de las tuberías con amianto

Aranda cuanta aún con 100 kilómetros de red de agua potable con fibrocemento

18/12/2018 19:36 | Begoña Cisneros

La moción que ha registrado el grupo municipal de Sí Se Puede Aranda con el deseo de que sea debatida en el próximo pleno del Ayuntamiento es clara, que el presupuesto municipal de 2019, así como los siguientes, incluya una partida importante para lograr la sustitución de todas las tuberías de agua potable que contengan amianto, un material cancerígeno que aún se encuentra en 100 kilómetros de la red de abastecimiento de la capital ribereña.

No entienden los concejales de este grupo, Laura del Pozo y Andrés Gonzalo, que otros municipios de la comarca hayan invertido en los últimos años grandes cantidades para lograr ‘amianto 0’ en sus redes de abastecimiento y que en Aranda, tras haberse gastado 120.000 euros en 2013 en un Plan Director de Abastecimiento haya invertido “casi nada” en paliar esta situación. El Plan Director señalaba que el casco urbano todavía contaba con más de 100 kilómetros de tuberías, -la red de Aranda cuenta con 216 kilómetros-, fabricadas con fibrocemento, un compuesto formado por agua, cemento y fibras de amianto perjudiciales, y mucho, para la salud. En los cuatro últimos años sólo se han cambiado 9.

Porque es pejudicial para las personas que trabajan con este material por su inhalación, pero también, y así lo indica una resolución del Parlamento Europeo, para las que ingieren agua procedente de tuberías de fibrocemento. Por ello opinan desde SSPA que aunque el coste de los trabajos de renovación sea mucho, en torno a los 18 millones de euros según la valoración que se hace en el propio Plan, se podría invertir un millón al año para lograr que las tuberías de Aranda no contengan amianto. “Es más o menos el dinero que hemos destinado en los últimos años para pagar la deuda de Proincove, así que está demostrado que lo podemos hacer por la salud de todos nuestros vecinos”, indica Andrés Gonzalo. “Es prioritario que se haga este esfuerzo presupuestario aunque ello implique dejar en segundo plano otras inversiones, seguramente importantes, pero indudablemente con menos repercusión sobre nuestra salud y la de los nuestros”, continúa diciendo Laura del Pozo.

La moción, registrada desde el pasado viernes, pide que se acuerde instar al Ayuntamiento a otorgar al Plan Director “prioridad política y presupuestaria” habilitando partidas hasta la sustitución total de la red de fibrocemento no inferiores al 30% del capítulo de inversiones y reclamando a otras administraciones su colaboración económica.