Indignación y preocupación

La Plataforma manifiesta su enfado por el olvido del Directo en los PGE

16/01/2019 8:39 | DR

La Plataforma por el Ferrocarril Directo manifiesta su más profunda indignación por el olvido al cual está siendo sometida la infraestructura del FFCC Directo, no apareciendo en los Presupuestos Generales del Estado más que una inversión para el tramo Burgos-Aranda. Una partida de 900.000 euros que además ya se encontraba presupuestada en los PGE de 2018. Los presupuestos que ha presentado el nuevo gobierno socialista no especifican, advierten desde la Plataforma, ninguna partida para el problema principal de esta línea: el arreglo del túnel de Somosierra.

 “A pesar de todas las promesas, acciones y críticas llevadas a cabo por el PSOE cuando el PP estaba al cargo del gobierno de la nación, ahora tenemos que soportar de nuevo el olvido de los dirigentes”, señalan en un comunicado, recordando que “hemos denunciado por activa y pasiva la irregularidad que supone no exigir a los administradores de la línea el arreglo de las deficiencias. Y el peligro que ello supone para el futuro de esta infraestructura”.

Desde este colectivo social están preocupados por el aislamiento al que está siendo sometida la sierra Norte de Madrid y la comarca de Aranda de Duero y la Ribera.  “Creemos que la población no es consciente de cómo va a afectar a nuestro futuro el continuo retraso en la reapertura de una línea que no se debería haber cerrado en 2011. Recordamos que hubo un incidente en un túnel que debería haber sido reparado inmediatamente en lugar de haber sido utilizado como excusa para abandonar esta línea ferroviaria, en beneficio del desarrollo de otras debido a intereses fundamentalmente políticos”, señalan.

La ausencia de una partida presupuestaria en 2019 para el tramo Aranda de Duero-Madrid es un gran revés que la Plataforma no está dispuesta a aceptar, por lo que anuncian que seguirán durante todo este año con acciones y reivindicaciones que eviten el olvido de la línea, como la realizada el domingo en Burgos durante la visita de Pedro Sánchez.