Las pruebas para policía local comienzan con el recelo de los aspirantes

La negativa a mostrar la foto de la llegada de la prueba de velocidad genera dudas y piden una revisión demostrable

17/01/2019 18:34 | Begoña Cisneros

Con mucha desconfianza sobre su desarrollo se han iniciado este jueves los exámenes para optar a las cuatro plazas de policía local para el Ayuntamiento de Aranda. Hoy daban comienzo en el estadio El Montecillo las pruebas físicas que se desarrollan durante dos días dentro del primer ejercicio de aptitud y el resultado ha sido la presentación de varios escritos en el registro municipal que dudan de la forma en que se está llevando a cabo.

La prueba que más recelos ha provocado es la de velocidad de 60 metros. Uno de los aspirantes explica en su denuncia administrativa ante el Ayuntamiento como él, llegando antes que otro de los participantes, ha quedado excluido de la convocatoria mientras que otra persona que llegaba tras él sí que ha sido integrada en la lista de las personas que pasarán este viernes a las pruebas de natación. “Él mismo ha reconocido que ha llegado después, pero cuando hemos pedido que queríamos ver el resultado se nos han negado”, afirma el perjudicado.

Él es una de las 40 personas que han sido descalificadas en el primer día de pruebas y este viernes sólo tienen opción a presentarse a la segunda jornada 39 en las piscinas municipales. Pero no es la única que ha solicitado ver la foto de llegada y los tiempos pero la secretaria del Tribunal, afirman, se lo ha negado. Se trata de una petición normal que ocurre en otros procesos de selección, aseguran, que no se ha tenido en cuenta en Aranda de Duero. Esto ha provocado que se solicitase al policía uniformado miembro del tribunal que dejara constancia a través de un acta de lo que estaba ocurriendo “y él se ha negado también hasta el punto de que no nos ha dicho el número de identificación policial cuando se lo hemos pedido cuando es algo obligatorio porque si no podría incurrir en un delito por identificarse y por dejación de funciones”, señala otra de las participantes en el examen.

Otras incongruencias se han dado en el proceso de la prueba, advierten, como no explicar a su inicio cómo iba a ser su desarrollo, o no seguir las indicaciones de la Federación de atletismo por las que se debería haber añadido 3 décimas al tiempo que se considera apto al utilizar el mecanismo de la foto finish. También el hecho de que la primera lista que fue puesta para que los participantes viesen si eran aptos o no para continuar con las pruebas físicas no coincidió con la segunda que se dio a conocer, donde se añadieron dos nombres más. Todo ello, añaden, con “unas continuas falas de respeto y consideración hacia nosotros”.

Antes de acudir a otras vías, los que se muestran en desacuerdo con la realización de esta prueba han querido acudir a la administrativa con la intención de que el Ayuntamiento, como principal garante de su buen desarrollo, revise las puntuaciones y permita ver a los aspirantes la foto de la llegada, que es la prueba más veraz. En caso de que no sea así, y si fuera necesario, solicitan la repetición de la prueba de los 60 metros con el fin de que el proceso sea transparente.

Por parte del concejal de Policía, Máximo López, al que hemos preguntado sobre lo sucedido, señala que la primera noticia que tiene de esta situación es por Diario de la Ribera y que desde el Consistorio se remitirán los escritos que lleguen al Tribunal calificador, que es el estamento que representa al Ayuntamiento en este proceso y el que tiene que dirimir sobre ello. "Los políticos no podemos intervenir y toda la regulación está establecida en la bases", asegura.