Rubiato calidade (1-0)

Un gol del delantero madrileño desatasca un partido complicado ante un buen Almazán

20/01/2019 20:12 | Andres

La Arandina recupera el liderato del Grupo VIII. Foto: Julio Calvo

Jornada redonda para la Arandina que le ha permitido recuperar el liderato tras su victoria por 1-0 ante el Almazán y los empates de Zamora y G. Segoviana. Pudo acabar también en tablas el encuentro disputado en el Montecillo pero lo impidió un zarpazo de Borja Rubiato cuando las cosas se estaban complicando para los locales. El delantero madrileño no faltó a su cita con el gol y aprovechó un pase medido de Fer entre líneas para desmarcarse y encarar el marco defendido por Alvaro. En el mano a mano definió con maestría y nada más anotar el tanto de la victoria se fue hacia el banquillo blanquiazul secundado por sus compañeros. Cogió la camiseta con la dedicatoria a Zazu y la alzó hacia la grada donde estaba viendo el partido el capitán. Fue el momento emotivo de un partido difícil y que se sacó a base de oficio y calidad en los metros finales. El Almazán de Diego Rojas demostró las razones de su escalada en la tabla. El cuadro soriano esgrimió orden táctico y concedió muy pocas oportunidades a su rival. La Arandina no estuvo cómoda en ningún momento y no encontró muchas vías para penetrar en el tupido engranaje defensivo que tenía enfrente. Plaza hizo un partidazo ante su ex equipo en el Montecilllo. El menudo mediocentro estuvo omnipresente tanto en el trabajo de creación como en el de recuperación y el Almazán fue ganando tiempo al crono sin pasar apenas apuros. Era la táctica planeada y que a punto estuvo de salirle bien. La primera media hora pasó con más pena que gloria. Sin ocasiones en ninguna área y con una Arandina que trataba de llevar el peso del encuentro pero que no estaba fluida ni por el centro ni por las bandas. El primer tiro entre los tres palos fue obra de Fer en el minuto 23, pero sin consecuencias. En el minuto 32 Edipo buscó sorprender a Carmona con un disparo envenenado desde el centro del campo que estuvo a punto de colarse en el marco blanquiazul. Cuatro minutos después fue Pablo el que de cabeza volvió a poner a prueba al meta de la Arandina. La última ocasión de la primera parte fue la más clara y nació en las botas de Diego Abad. Un pase suyo dejó sólo a Ruba pero ante la salida de Alvaro optó por ceder el balón atrás en vez de disparar, topándose con un defensa con lo que quedó abortada la opción de abrir el marcador.

 

La segunda parte transcurría por los mismos derroteros hasta que llegó el gol de Rubiato. Ese tanto obligó al Almazán a abrir líneas y a lanzarse en busca del empate, dejando espacios atrás. La Arandina estuvo a punto de doblar su ventaja pero Rubiato y Barahona no acertaron en boca de gol. Y con la mínima distancia tocó sufrir. El Almazán buscó el empate con ahínco y Losi e Iñigo estuvieron a punto de perforar el marco de Carmona. Los sorianos también protestaron un posible penalti a Edipo que el colegiado castigó con tarjeta amarilla para el delantero visitante por posible “piscinazo”. Al final los tres puntos se quedaron en casa y la Arandina recupera el liderato en vísperas de visitar la Nueva Balastera el próximo fin de semana para medirse al Cristo Atlético.

 

ARANDINA 1

 

Carmona, Barbero, Borja Paris, Piña, Oscar de Frutos, Fer, Ruba (Borja Plaza 78), Rubiato, Rodri (Barahona 54) y Diego Abad (Fran Adeva 46)

 

ALMAZÁN 0

 

Alvaro, Javi, Gontxi, Antón, Héctor, Diego (Santa 43), Plaza, Jesú (Bruju 73), Losi (Iñigo 58), Edipo y Pablo.

 

Arbitro: Domínguez Zapatero (León). Amarillas a Javi, Alvaro e Iñigo por el Almazán.

 

GOLES: 1-0 Rubiato m 59.

 

Montecillo: 700 espectadores.