Manos Unidas prosigue su campaña con la proyección de una película

‘El cielo es real' se proyecta este martes en la Casa de Cultura

11/02/2019 11:51 | Begoña Cisneros

Tras la misa del ayuno voluntario, la cena del hambre y las colectas de las misas del sábado y domingo para destinar el dinero al proyecto en el que Manos Unidas Aranda se ha embarcado, este martes 12 de febrero prosiguen las actividades de su campaña con la proyección en la Casa de Cultura de Aranda de la película ‘El cielo es real’ con sesiones a las 18 y 20 horas.

‘El cielo es real’ es un film que se sitúa entre el drama y la fantasía que transporta al espectador a un pequeño pueblo, donde un padre debe reunir el coraje suficiente para contarle a todo el mundo una extraordinaria experiencia que ha cambiado la vida de su hijo: tras una operación en el hospital, el pequeño, de tan solo cuatro años, afirma haber estado en el cielo y haberse sentado en el regazo de Jesús. Todos creen que son imaginaciones del niño, pero éste demuestra saber cosas imposibles de saber.

 

 

Preparando el mercadillo

Y los integrantes de Manos Unidas ya se encuentran preparando el próximo Mercadillo que, al igual que ocurriera el año pasado, volverá a celebrarse en las galerías del Comercial Isilla. Una actividad que tendrá lugar del 2 al 10 de marzo y que completará la campaña con un recital el martes 12 de marzo de baile y música a cargo del grupo de baile Syriana y del cantautor Andrés Garrasparri.

 

Objetivo: reunir 30.000€ para la construcción de un albergue

Si en la pasada edición los esfuerzos de este colectivo fueron a parar al Nordeste de la India con la construcción y el equipamiento de una escuela de secundaria, para lo que se destinaron 36.000 euros, en esta ocasión el punto de mira se encuentra en el país de Lesoto, dentro de Sudáfrica. En su capital, Maseru, se pretende construir un albergue para 100 niñas que serán tuteladas por unas monjas cuya comunidad pone el terreno y el 11% del coste total del proyecto.

El compromiso de Manos Unidas de Aranda es aportar 30.000 euros para el proyecto, un reto que, aseguran, cada vez es más difícil de conseguir a pesar del variado programa de actividades que se realiza.