La Fiscalía encuentra "relevancia penal" en el cierre de la línea del Directo

Pero advierte que como el derrumbe del túnel de Somosierra ocurrió en 2011 los hechos han prescrito

26/02/2019 10:22 | Begoña Cisneros

La denuncia ante la Fiscalía que los representantes del Plante por el Directo, Pedro del Barrio, y de la Plataforma por el Desarrollo de Burgos y el Empleo, Francisco Cabrerizo, presentaban a finales de diciembre evidenciando la situación del túnel de Somosierra en la línea ferroviaria del Directo ya tiene respuesta. Y si bien la fiscal jefe de la sección de Medio Ambiente encuentra que en el derrumbe parcial de este túnel sí que podría derivar en una “relevancia penal”, el hecho de que esta situación tuviese lugar en marzo de 2011 hace que los hechos estén “claramente prescritos, por lo que no cabe iniciar una investigación penal cuya responsabilidad está extinguida”.

De esta forma el ministerio Fiscal da la razón a los denunciantes en cuanto a su idea de que no se actuó bien cuando en 2011 una bateadora provocó un derrumbe parcial en el túnel. ADIF y Renfe optaron por comprar la máquina a la empresa privada que estaba realizando las labores de mantenimiento en vez de sacarla y proceder a limpiar la vía, y desde ese momento la línea 102 está cerrada al tráfico. Pero al mismo tiempo dice que no puede hacer nada al tratarse de un suceso prescrito.

La segunda cosa que denunciaban desde los dos colectivos burgaleses era el tapiado que se llevó a cabo dese ADIF en los dos accesos del túnel al salir a la luz el pasado verano un vídeo elaborado por el colectivo Abandoned Spain dando a conocer la mala situación en que se encontraba su interior. Pedro del Barrio y Francisco Cabrerizo denunciaban que ese tapiado estaba provocando la destrucción de una colonia de murciélagos que anidaban en el túnel, por lo que se podría estar cometiendo un delito medioambiental. Según la Fiscalía “no queda acreditada la preexistencia de dicha especie, ni especie en concreto de quirópteros, ya que para concurrir un delito sería necesario acreditar, aunque fuese indiciariamente, la preexistencia de una especie protegida en el interior del túnel”. La respuesta va más allá cuando indica que “tampoco hay indicio alguno de grave riesgo ambiental por las ‘filtraciones’ de acuíferos, que además no son realmente captaciones, sino estancamientos”, algo que desde las plataformas no entienden, ya que no puede hablar de “estancamientos” cuando no se ha procedido si quiera a entrar al túnel para comprobarlo.

Y entendiendo que los hechos “están claramente prescritos”, la Fiscalía asegura que “no cabe iniciar una investigación penal cuya responsabilidad está extinguida” y anuncia el archivo de las diligencias.