La reestructuración de los trabajadores municipales cada vez más cerca

RAP apoyará el proyecto siempre que se tenga en cuenta la antigüedad de los laborales eventuales

26/03/2019 14:52 | Begoña Cisneros

Reconociendo que “se ha hecho un buen trabajo” en la realización de la fase de estudio de los puestos de trabajo del Ayuntamiento para RAP, comienza ahora una nueva etapa en la que se realizará la valoración de esos puestos. Analizar las funciones de cada uno de ellos, establecer el sueldo y los complementos es algo que ahora se deberá poner sobre la mesa y que supondrá, advierte el portavoz de Renovación Arandina Progresista Eusebio Martín, una inyección económica importante. “Cuando se elabore el informe económico nos vamos a encontrar con que habrá que estructurar por fases porque, aunque es verdad que se va a absorber a personal eventual laboral, va a suponer un coste económico significativo”, comenta.

Desde RAP señalan que teniendo en cuenta el trabajo que se ha hecho y  la búsqueda de consenso que se ha realizado con todos los grupos por parte del equipo de gobierno “no vamos a bloquear un posible acuerdo porque es positivo que esto salga adelante”.

Aún así adelantan que hay un par de puntos en el que no cederán, ya que RAP espera que se dé una solución al problema de precariedad culpa que están sufriendo muchos trabajadores eventuales “desde hace veinte años algunos de ellos y que han sido los que han tirado del carro en momentos críticos”. Martín opina que se debiera tener en cuenta la situación de estos empleados computando su antigüedad en el procedimiento de contratación. “No queremos que se regale a nadie el puesto ni que se cometa ninguna irregularidad, pero sí que se tenga en cuenta una situación de la que no tienen culpa los trabajadores”, puntualiza.

Del mismo modo confían desde el RAP que el estudio que se realice a partir de ahora “garantice la reducción de  las diferencias salariales entre trabajadores que están haciendo funciones parecidas”.

 

Una importante reducción en horas extras

La reorganización de los puestos en el Ayuntamiento dará como resultado un ahorro en materia de horas extras, ya que se minimizan casi en su totalidad las horas extras, un volumen de gasto importante para las arcas municipales, que gastan en ello en torno a los 400.000 euros anuales, llegando algún año a superar el medio millón de euros.

En estos momentos el ayuntamiento cuenta con 320 trabajadores que se dividen, casi al 50% entre funcionarios y laborales. Que haya trabajadores que no cuentan con plaza durante años lleva a pensar que desde el Ayuntamiento se pueda estar cometiendo un fraude, ya que algunos de ellos llevan en esa situación más de veinte años