Los premios Envero contarán con un sistema telemático de recuento

Tendrán lugar el 1 de junio nuevamente con un millar de catadores

03/04/2019 13:20 | Begoña Cisneros

Un año más, y es el vigésimo segundo, Aranda se prepara para celebrar los Premios Envero cuya cata tendrá lugar el próximo 1 de junio. Y nuevamente la Concejalía de Promoción, Innovación y Turismo ha elegido el mismo formato que en el último lustro, en el que 1.000 catadores ejercerán de jurado profesional y popular para elegir los mejores vinos de la Denominación Ribera del Duero.

Del 15 de abril al 24 de mayo se abrirá el plazo para que las bodegas que elaboran vino en esta Denominación de Origen puedan inscribirse para participar y optar a los premios en las categorías de Rosado, Joven, Joven Roble, Crianza, Reserva y Alta Expresión. El año pasado fueron 190 referencias las que presentaron 83 bodegas diferentes.

Los premios Envero tratan de poner en valor la producción de los vinos de calidad que se elaboran en la ribera del Duero, pero también “acercar el mundo del vino a la población”, destaca la concejal de Promoción y Turismo Celia Bombín. Se añade a esto poner el nombre de Aranda para liderar “una comarca conocida por sus caldos”.

Tras la Semana Santa se realizará la convocatoria para los que deseen ejercer de presidentes de las mesas para, a continuación, abrir el plazo para el jurado popular.

 

Envero Fest

 

Que “1.000 narices” valoren los vinos supone además un reclamo importante para los visitantes amantes del turismo enológico. En la pasada edición el 70% de los participantes llegaron de fuera de la comarca y eso supone un espaldarazo a la hostelería arandina, pero aún el apoyo es mayor con la organización de una actividad tan popular y cultural como es el Enverofest que lleva celebrándose un par de años con propuestas musicales en la plaza Mayor y casetas donde las bodegas dan a conocer sus vinos.

En 2017, con el primer Enverofest, se consiguió una ocupación hotelera del 97%. En 2018 se optó por ampliar esta feria en el centro de Aranda a las tardes, algo que también se repetirá este año.

 

Un recuento telemático

Y para evitar el problema que surgía en la anterior edición, donde un error en el recuento de los votos provocó una alteración en el resultado de los premios que luego hubo que modificar, se ha optado en esta ocasión por utilizar medios telemáticos que permitan, a través de unos formularios, recoger los datos de forma más precisa y rápida. “El año pasado hubo un error humano en el recuento y por eso se está trabajando para evitar que eso vuelva a suceder. Se ponen todos los medios para que no surja ningún problema, pero es inevitable que  pueda surgir un error humano o informático”, explica Bombín.