Declaración ambiental favorable a la continuidad de la Ronda Este

Dos años han hecho falta para salvar este trámite

15/04/2019 12:26 | Begoña Cisneros

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente acaba de dictar la Declaración de Impacto ambiental de la segunda fase de la Ronda Este apoyando el trazado 3 elegido por el Ayuntamiento de Aranda. En el pleno del mes de abril de 2017 se ponían sobre la mesa cuatro trazados y de ellos se elegía el trazado que se inicia donde finaliza la primera fase que se realizó, que enlaza con la carretera BU-925, que va hacia Salas de los Infantes, y que sigue a partir de ahí en línea recta en dirección Norte-Sur hasta enlazar con la N-122 en el término municipal de Fresnillo de las Dueñas, hasta llegar a la línea ferroviaria Valladolid Ariza donde más o menos se sitúa la ermita del Santo Cristo del Priorato. Desde ahí, una vez cruzados los dos ríos Arandilla y Duero, el trayecto sufre un quiebro de unos 120 grados dirección suroeste para llegar a esa misma carretera, la A-11, pero unos kilómetros más al oeste, en el término municipal de Fuentespina donde se encuentra el nudo que une esa vía con la A-1.

La decisión se envió a la Consejería de Medio Ambiente a mediados de 2017 y han pasado dos años. Una vez analizado el recorrido y recabado información de ayuntamientos y organismos competentes, se hace pública la evaluación ambiental del proyecto que es favorable a este trazado. Ahora sólo cabe esperar a que la Junta de Castilla y León ponga en marcha una partida para costear la licitación de las obras. Desde la Junta, el consejero de Fomento comprometía a que durante la primavera de 2019 la licitación estaría en marcha. Todo apunta a que la primavera en la que ya estamos pasará sin que se vean movimientos que señalen el interés de la administración regional por dar continuidad a una carretera cuya apertura se realizaba en 2010 con la promesa de una segunda fase que continuase de forma inmediata pero que se ha visto dilatada en el tiempo durante casi una década.