54 días de espera para ser intervenido en el Santos Reyes

Aranda de Duero no sale mal parada en una región donde la media se sitúa en 63

15/04/2019 14:01 | Begoña Cisneros

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha dado a conocer este lunes los datos relativos a la lista de espera de los pacientes que esperan ser intervenidos en los hospitales de la comunidad autónoma. Unos datos en los que Aranda de Duero no sale mal parada. Si la demora media en toda la región se encuentra en 63 días, en el hospital del Santos Reyes se encuentra en 54.

Eso sí, comparando las cifras con las que se daban hace ahora un año, el Santos Reyes sí que ha visto incrementar los días de demora, ya que en marzo de 2018 eran 48 los días de media que un paciente tenía que esperar para ser intervenido. También ha aumentado la demora en el Santiago Apóstol de Miranda, aunque sólo en 2 días, mientras que en Complejo asistencial de Burgos el periodo continúa igual. Muchos mejores resultados obtienen en otras provincias con el descenso de 15 días de espera en el hospital de El Bierzo, 18 en el de Salamanca, 10 en el de Segovia, 20 en el de Valladolid o 15 en el de Río Hortega.

En cuanto al número de pacientes en espera de operaciones, al finalizar el mes de marzo de 2019, según los datos aportados por la Junta, 444 pacientes se encontraban esperando pasar por el quirófano arandino frente a los 540 que lo hacían hace un año. En resumen, 96 menos.

 

Datos regionales

La lista de espera quirúrgica en Castilla y León se ha reducido en 4.114 pacientes y en 10 días de demora media con respecto a los datos del mismo periodo del pasado año. Así, a 31 de marzo de 2018, un total de 26.160 personas se encontraban esperando una intervención quirúrgica en alguno de los hospitales públicos de Sacyl, mientras que el número de días que esperaban se situaba en una media de 73. El 31 de marzo del presente 2019 se encontraban en lista de espera 22.046 pacientes y la demora media era de 63 días, es decir, un 15,7 % y un 13,6 % menos, respectivamente.

Esta reducción sigue en la senda que se inició hace ya tres años con la puesta en marcha del Plan Perycles, el Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de las Listas de Espera del Servicio de Salud de Castilla y León. Perycles se marcaba como finalidad “mejorar las listas de espera y las demoras, priorizar a los pacientes en función de la gravedad y de la urgencia y conseguirlo de un forma eficiente y sostenible, aportando una información adecuada, clara y transparente a los pacientes, para que puedan ejercer sus derechos”.

Pues bien, desde el inicio de Perycles, cuando 33.212 pacientes se encontraban esperando una operación, con una demora media de 85 días –datos correspondientes al 31 de marzo de 2016-, la reducción de la lista de espera ha sido de un 33,6 % -11.166 pacientes menos- y la disminución de la demora media ha sido de un 25,8 %, con 22 días menos de espera.