Las carencias de Santa Catalina

Representantes de Podemos han hecho campaña en este barrio

17/05/2019 14:34 | Begoña Cisneros

Son muchas las carencias que los vecinos del barrio de Santa Catalina han reclamado a los políticos que quieren formar parte del Ayuntamiento arandino. Hoy en sus calles han contado con la presencia del candidato Andrés Gonzalo, que ha acudido a la plaza Obispo Acosta y a las calles del barrio para dar a conocer su programa. Lo ha hecho acompañado de los procuradores burgaleses Laura Domínguez y Félix Díez, que también acudirán a la manifestación por la Sanidad programada para las ocho de la tarde.

Gonzalo explica que los vecinos de Santa Catalina han mostrado su preocupación por las obras de la avenida de  Burgos. Donde “no ven avance”. Del mismo modo reclaman que se restauren los elementos de ejercicios en la plaza Obisco Acosta, y que se aumenten también instalando más en la calle Coruña del Conde. Echan de menos una marquesina de autobuses junto al instituto de FP y piden que se arreglen las baldosas sueltas del barrio. La calle Santiago es una muestra de esa necesidad, indica Gonzalo.

Otras acciones en las que se quiere incidir es en la mejora del parque de La Huerta y del situado junto al Príncipe Asturias. También recuerdan que el bar del parque de La Huerta lleva cuatro años cerrado al público “y este año tampoco vamos a poder disfrutar del quiosco”.

 

Plan de choque en Sanidad

En el ecuador de la campaña Laura Domínguez y Félix Díez se encuentran en Aranda para dar a conocer a los ciudadanos, sobre todo, una de las medidas estrella que proponen, un plan de choque para la atención de la atención primaria en región, especialmente en las zonas rurales, a través de una inyección económica importante durante los próximos cuatro años que cifran entre 80 y 100 millones de euros. Esa inversión se traducirá en la contratación de personal eventual, mejores condiciones para el personal y pluses para todas las personas que tienen que desplazarse al medio rural. “Esto haría que la atención primaria volviese a tener unos niveles de bienestar similares a 2008 y redundaría en menor gasto sanitario al detectar enfermedades antes que requieren luego atención hospitalaria, que es muy cara”, comenta Díez.

Laura Domínguez, por su parte, recuerda que su partido es el único que ha pedido inversiones vía enmiendas para la construcción del hospital y desmiente las promesas del PP asegurando que en cuatro años es imposible que construyan el hospital.