Ángel Guerra presta declaración en el caso Proincove

De momento no hay más testigos citados por la juez

24/06/2019 12:53 | Begoña Cisneros

Si el martes pasado fue el turno de Eusebio Martín para declarar como testigo en el expediente del caso Proincove que está llevando a cabo el juzgado de instrucción número 1 de Aranda, hoy ha sido el turno de Ángel Guerra para contestar a las preguntas que las partes le han efectuado sobre un caso que ha costado a las arcas municipales más de 7 millones de euros y que continúa investigándose gracias a la entrega a la fiscalía de toda la documentación por parte del grupo municipal Sí Se Puede Aranda (hoy Podemos) con el fin de esclarecer lo ocurrido.

Eusebio Martín fue concejal de Obras de 2007 a 2011 en el mandato de Luis Briones y dejó constancia ante la juez la pasada semana que cuando llegó al cargo tuvo conocimiento de que el propietario de los terrenos, que en ningún momento se expropiaron para construir un camino que forma parte del proyecto de recuperación de los ríos, llevaba reclamando desde dos años antes una solución ante esta expropiación. Él se limitó, afirma, a iniciar el proceso al comprobar que era cierto.

Ángel Guerra, el que fuera alcalde en el mandato justamente anterior, de 2003 a 2007, asegura que desconoce si llegó ese escrito al Ayuntamiento en 2005 y que él básicamente se limitó a  firmar como primer edil el convenio con el Ministerio de Medio Ambiente, la Junta de Castilla y León y la Confederación Hidrográfica del Duero para llevar a cabo ese proyecto. “No lo sé”, afirma, explicando que en ese momento había dos concejalías, la de Medio Ambiente presidida por Azucena Esteban y la de Urbanismo por Soledad Romeral, “que llevaban a nivel informativo todo el tema”.

Las preguntas que han realizado los abogados de cada parte, comentaba Guerra a la salida de la testificación, han estado relacionadas “con la época en que fui alcalde y, de un tiempo muy lejano que depende de alcaldías en las que yo no estaba”. “Estamos en 2019 y cuando te hacen preguntas no te acuerdas de muchas cosas después de más de quince años”, ha justificado.

De momento no hay más testigos citados para declarar. Mariano Velasco, el dueño de la empresa Proincove declaró hace un año y ahora ha sido el turno de Eusebio Martín. No se descarta que los abogados del grupo municipal de Podemos pidan más declaraciones a la juez, aunque ellos mismos aseguran que no harán ninguna declaración hasta que hayan obtenido toda la información. Y es que estos abogados vallisoletanos han tomado las riendas del trabajo que hizo Julián Mateos, recientemente fallecido, defendiendo al grupo de Podemos.