El kárate ribereño cierra la temporada de forma inmejorable

Se obtuvieron siete medallas en el Campeonato Autonómico por Edades

26/06/2019 8:59 | DR

Foto: Los integrantes de los tres gimnasios completaron una gran actuación en Valladolid

El Campeonato Autonómico por Edades fue el último torneo importante de la campaña para los gimnasios ribereños. El pabellón Pilar Fernández Valderrama acogió la prueba que clausuraba la competición a nivel federado en Castilla y León. Acudieron todos los clubes de nuestra comunidad autónoma incluyendo una amplia representación ribereña compuesta por representantes de los gimnasios Pradosport Hiroshima, Roa y Santa Catalina. Durante toda la tarde se fueron disputando los distintos campeonatos con karatekas desde edades debutantes (8 años) hasta los juveniles nacidos en el año 2002. Rompieron el hielo los especialistas en Katas (movimientos y secuencias que se realizan en solitario ante un jurado) para luego dar paso a los combates de Kumité (con un oponente enfrente).

 

La primera en obtener una medalla en Katas fue Noa Jing (Santa Catalina) con un bronce en la categoría de cinturón verde y nacidos entre el 2004 y el 2005. María Luisa Alonso del gimnasio Mythos se proclamó campeona en esta categoría. También logró otra medalla de bronce Adriana Rodrigálvarez (Hiroshima Pradosport) en cinturón amarillo para nacidos en 2002 y posteriores. Vera Bartolomé del Fujisán fue la mejor karateka en esta categoría. Una vez concluida dicha modalidad empezó la de Kumité y aquí se registraron varias alegrías más, sobre todo porque se consiguieron dos títulos. Lidia González (Hiroshima Pradosport) se colgó la medalla de oro en edades comprendidas entre 2008 y 2009 y menos de 36 kilogramos. Su compañera del Hiroshima, Sara Guillén, también subió a lo más alto del pódium en la categoría de menos de 59 kilogramos y nacidas entre el 2002 y 2003. La jornada se completó con tres bronces más. Miriam Modino (Hiroshima) en menos de 53 kilos donde venció Elena Rebe del Fujisan, Emma Iglesias (Hiroshima) en menos de 52 kilos con título para Elvira Rodríguez del Budokan, y Sara de Domingo (Hiroshima) en menos de 59 kilos, acompañando en el cajón a su compañera Sara Guillén que fue la mejor en dicha categoría.

 

La competición resultó todo un éxito de participación y de público registrándose una gran entrada en el polideportivo. Las gradas presentaron una entrada importante de aficionados al deporte del kárate que disfrutaron de un bonito espectáculo.

 

Con esta magnífica actuación el kárate arandino se toma unas merecidas vacaciones de verano. Toca descansar y coger fuerzas para la temporada que viene.