Buenos hábitos para que nuestros ojos no sufran

Ergonomía para la Salud Visual

10/07/2019 13:21 | DR

Ergonomía es el estudio que se realiza sobre las herramientas y utensilios que se emplean al realizar una actividad con el objetivo de lograr un entorno más agradable, cómodo y eficaz para realizar la actividad en cuestión. Por tanto, cuando hablamos de ergonomía visual nos referimos a las condiciones ideales que debemos conseguir para lograr que los ojos no sufran ni se resientan en determinadas situaciones.

En este sentido, el uso inadecuado de las nuevas tecnologías, así como posturas incorrectas al estudiar, ver la televisión o jugar con videojuegos, están provocando problemas de salud visual. Son muchas las personas que pasan horas trabajando sentados frente al ordenador y es necesario que observen unas condiciones adecuadas para evitar la fatiga visual, dolores musculares y posibles jaquecas. Lo que conocemos como Síndrome Visual Informático (SVI).

 

Mejorar la Ergonomía Visual

Uno de los principales factores que inciden de manera directa en lograr una mejor ergonomía visual es la iluminación. Es fundamental tener un lugar bien iluminado si vamos a leer, trabajar o jugar, ya sea con y sin pantallas. Ver es una acción que, de no existir un problema previo, realizamos de manera automática y sin darnos cuenta. Aparentemente sin esfuerzo. Podemos ver a nuestro alrededor incluso cuando hay poca luz. Sin embargo en este caso los ojos tienen que esforzarse para lograr una imagen óptima. Y ese esfuerzo, si la situación se realiza de manera continuada, termina afectando a la salud visual.

Lo ideal para que los ojos no sufran es mantener un lugar bien iluminado. La luz natural es la mejor, pero si no es posible, podemos sustituirla por luz artificial. Es importante disponer de una luz en el techo y otra que enfoque a la actividad que realizamos, sin que incida en los ojos de manera directa para evitar deslumbramientos. Así se pueden eliminar las sombras que se producen y dificultan la visión.

Una óptima iluminación mejora la capacidad visual al mejorar, a su vez, la agudeza visual y la rapidez de percepción.

Otro factor que hay que observar es la distancia de los ojos a la pantalla o actividad que se realice. Se suele decir que lo aconsejable es mantener la medida del antebrazo para utilizar un ordenador portátil, leer un libro o escribir en un cuaderno. Para un ordenador de mesa la distancia puede ser mayor: un brazo extendido de distancia hasta la pantalla.

Mantener una postura correcta en la silla es importante, no sólo para evitar problemas músculo-esqueléticos sino para lograr una mejor visión.  Es aconsejable disponer de una silla regulable para que la persona pueda mantener su espalda en ángulo recto y que los pies lleguen al suelo.

Es muy importante descansar la vista. Enfocar siempre a un objeto cercano provoca un sobreesfuerzo en los músculos de los ojos y es uno de los factores decisivos en el desarrollo de la miopía. Para ayudar a los ojos a relajar los músculos, es aconsejable que, cada 20 minutos se mire por la ventana o hacia un lugar lejano al menos durante 20 segundos. En este sentido, también es bueno levantarse cada media hora de la silla. Tanto los músculos como los huesos lo agradecerán y, por supuesto, los ojos.

Parpadear mantiene los ojos húmedos. Cuando estos enfocan y se concentran en un trabajo (por ejemplo escribir), los párpados se mueven menos con lo que el ojo se reseca.

En definitiva, mejorar la ergonomía visual, siguiendo todas estas recomendaciones, es muy importante para mantener una buena salud visual.

Fuente:  Federópticos